¿Tus niños quieren dormir en tu cama?

Miedo a la oscuridad

El miedo a la oscuridad es una de las razones más comunes por las que los niños quieren dormir en la cama de los padres. Al pequeño sencillamente le da terror la noche o estar a oscuras. Por eso, va en búsqueda del apoyo en el cuarto de sus papás.

Por lo general, los niños que tienen miedo a la oscuridad lo expresan, por lo que podrás buscarle una solución. Conoces el problema y te ocuparás de atacarlo. No estarás tratando de adivinar por qué tu hijo no quiere dormir en su cuarto, o divagando en cualquier otra causa.

Al tema del posible miedo a la oscuridad de tu hijo también debes prestarle atención. Este temor puede ser tan fuerte, en algunos casos, que el niño puede padecer de nictofobia. Y quizás tú no lo sabes o crees que es algo normal y pasajero.

Temor a estar solos

Es normal que los niños sientan miedo o temor. Es algo que debes comprender porque son seres pequeños e indefensos. Por eso, el temor a estar solos en su habitación hará que tu niño quiera dormir contigo.

No obstante, tu tarea como padre no es solo comprenderlo. Se trata de que también lo ayudes a afrontar sus miedos. Eso te servirá para que el niño empiece a dejar de sentir temor y duerma en su cama. Igualmente, te será beneficioso en la construcción de la propia fuerza interior del pequeño.

Apego a los padres

Es sabido que los niños sienten una conexión especial con sus padres. Quieren pasar mucho tiempo a su lado y compartir en todo momento. Algunos niños más que otros, pero en todos los casos se trata del apego infantil. Es por esto por lo que la ausencia de los padres puede ser una causa para que un niño no duerma en su cama.

Los niños ven en los adultos una fuente importante de protección. Especialmente, porque están en una etapa en la que las pesadillas y la creencias fantásticas son recurrentes. En este punto, tu misión como mamá o papá es favorecer que tu hijo tenga su propio espacio. De lo contrario, el apego del niño podría convertirse en dependencia no solo durante el sueño.