¿Tienes la mitad de un limón en la nevera? No lo desperdicies; ¡mira todo lo que puedes hacer!

Los limones son geniales. Son un ingrediente perfecto para las bebidas y el pescado, pero también puedes exprimirlos, agregarle unas cucharaditas de azúcar al zumo y rociarlo encima de un pastel. Se te ha hecho la boca agua, ¿verdad?

¿Tienes la mitad de un limón en la nevera? No lo desperdicies

El problema es que para dar sabor no necesitamos demasiado limón, por lo que solemos guardar la mitad en la nevera, hasta que se pone viejo y lo tiramos a la basura. Probablemente piensas que beber más ginebra con tónica podría ser la solución para evitar este desperdicio, pero quizá estás equivocado. ¿De verdad quieres añadirle limón a tu ginebra con tónica?

Existen tantas formas ingeniosas de utilizar esa mitad de limón que hemos tenido serios problemas para poder sintetizarlas en tan solo cinco ideas.

1.- Mantiene alejadas a las hormigas

Cuando llega el verano, las hormigas intentan invadir nuestros hogares desesperadamente buscando migas y otros restos de comida. Sin embargo, existen pocas cosas más desagradables que despertarse después de una larga noche de fiesta y encontrar legiones de hormigas llevándose tus migajas como si fueran extras en un picnic de un dibujo animado.

Para evitar esta situación puedes recurrir al polvo de hormigas u otros productos químicos, pero esta alternativa no es muy conveniente si tienes mascotas o niños en casa. La buena noticia es que las hormigas odian el zumo de limón. Además, este cítrico corta la huella de olor por lo que las hormigas que vienen detrás pierden el rastro que han dejado sus hermanas hasta el tazón de azúcar.

Para poner en práctica esta estrategia basta frotar el limón en el marco de la puerta o donde quiera que se congreguen las hormigas y exprimir el zumo en las grietas o agujeros. Así podrás mantener alejadas a las hormigas y no necesitarás aplicar veneno por toda la casa, por lo que se trata de un método con el que siempre saldrás ganando. A menos que seas una hormiga.

2.- Exfolia las superficies de trabajo dejando una agradable frescura a limón

Las tablas de cortar de la cocina son testigos cotidianos de todos los sabores que inundan la casa, en ellas picamos desde la cebolla y el ajo hasta la carne y el pescado. Para mantenerlas limpias puedes usar el líquido de fregar, así evitas que la próxima vez que la utilices esté llena de bacterias.

Sin embargo, también puedes limpiar las tablas de cortar y eliminar todo vestigio de cebolla u otros olores desagradables con la mitad de ese limón que te ha sobrado. Además, puede ser útil para quitar las manchas.

Lo mejor es que el aroma del limón no se impregnará en la próxima comida que prepares en la tabla, a diferencia de ese persistente olor a pescado que se niega a salir de la cocina.

Algunas personas también utilizan los limones para limpiar sus cuartos de baño, aunque tendrás que esforzarte mucho para lograr un buen resultado.

3.- Blanquea tus uñas

Hay cientos, mejor dicho, miles de consejos que incluyen el uso de limones como tratamiento de belleza, pero algunos pueden ser bastante molestos ya que esta fruta es muy ácida. Sin embargo, puedes utilizar los limones para blanquear las uñas sin sufrir daños a largo plazo, ya que estas son muy resistentes y crecen muy rápido.

Lorena Rivero

Líder y comelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *