Cómo sobrellevar una relación a distancia

En ocasiones, conocer a otra persona en la distancia nos permite disfrutar de aspectos de la relación que no valoraríamos tanto si la tuviéramos a nuestro lado más a menudo. La distancia ayuda a reforzar la confianza, a disfrutar de las largas conversaciones por teléfono y ayuda a incrementar el ingenio, las ganas de sorprender a la otra persona en el momento en el que se vuelvan En ocasiones, conocer a otra persona en la distancia nos permite disfrutar de aspectos de la relación que no valoraríamos tanto si la tuviéramos a nuestro lado más a menudo. La distancia ayuda a reforzar la confianza, a disfrutar de las largas conversaciones por teléfono y ayuda a incrementar el ingenio, las ganas de sorprender a la otra persona en el momento en el que se vuelvan a encontrar.

Ya que no podemos hacer que desaparezcan los kilómetros entre los dos, ¿por qué no probamos a buscar soluciones que nos hagan más llevadera la relación?

No poder compartir las situaciones cotidianas o abrazarle cuando más lo necesitas, hace que aumente el deseo de verse lo antes posible. Por este motivo es necesario agudizar el ingenio y buscar alternativas que nos hagan más llevadera la distancia.


1. Fijar una fecha aproximada en la que se puedan encontrar. Saber que la separación tiene un final, hace que cobre sentido la espera, consiguiendo dosificar en la medida de lo posible las ganas de veros y de hacer planes juntos.

2. No permitas que la tristeza por no ver a tu pareja provoque que te cuides menos. El dejar de preocuparnos por nosotras mismas es solo el principio del fin. Recuerda que lo esencial para estar bien con otra persona es estar bien con nosotras mismas, por lo que debemos de seguir cuidándonos para sentirnos guapas todos los días y mantener la mente ocupada en nuestras actividades favoritas.