Ella siempre sufría HINCHAZÓN, pero dejó de comer estos alimentos y…

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 12.9 millones de personas en todo el mundo murieron de algún tipo de enfermedad cardiovascular en el 2004. Cada año, el Fondo Mundial de Investigación del Cáncer estima que unos ocho millones de personas murieron de cáncer.

Se espera que las enfermedades del corazón y el cáncer, que son la manifestación mortal de inflamación crónica, sigan como las principales causas de muerte en países desarrollados por muchos años más.

Pero estudio tras estudio muestra que el riesgo de enfermedad cardiaca y cáncer son modificables por nuestras elecciones de estilo de vida, las cuales incluyen la comida que elegimos. Con cada mordisco que damos, estamos ya sea balanceando los compuestos pro o anti inflamatorios en el cuerpo, o volteando un lado de la balanza.

Pon atención a estos alimentos que NO ayudan a tener una vida sana.

GRASAS TRANS

Agente pro-inflamación: Los ácidos grasos trans son conocidos por su efecto de doble impacto: aumentan los niveles de colesterol ‘malos’, mientras bajan los niveles de colesterol ‘bueno’. Pero eso no es todo lo que hacen. También se ha descubierto que promueven la inflamación, obesidad y resistencia a la insulina, dejando todo listo para que ocurran las enfermedades degenerativas.

Los encuentra en: Alimentos fritos, comida rápida, productos horneados comerciales y aquellos preparadas con aceite parcialmente hidrogenado, margarina y/o manteca vegetal. Dese cuenta de que los productos que listan 0g de grasas trans en la etiqueta aun así pueden contener una cantidad de estas grasas tóxicas.

AZÚCARES

Agente pro-inflamación: El consumo excesivo de azúcar causa caries y ha sido relacionado a los crecientes riesgos de obesidad, inflamación y enfermedades crónicas como síndrome metabólico y diabetes tipo 2. Recientemente, también se ha probado que el azúcar, así como los lácteos, son las causas del acné.

Los encuentra en: Bebidas endulzadas con azúcar como bebidas suaves, bebidas de frutas y ponches son algunas de las mayores fuentes de azúcares dietéticos que muchos han ignorado.

ACEITES COMUNES

Agente pro-inflamación: Los aceites para cocinar vegetales usados en muchos hogares y restaurantes tienen muchos ácidos grasos omega-6 y grasas omega-3 muy bajos. Una dieta consistente en un desequilibrio alto de proporción Omega-6 a omega-3 promueve la inflamación e incuba enfermedades inflamatorias como enfermedad cardiaca y cáncer.

Los encuentra en: Aceites vegetales poliinsaturados como los aceites de semilla de uva, algodón, cártamo, maíz y semillas de girasol. Estos aceites vegetales industriales son usados comúnmente para preparar la mayoría de los alimentos procesados y para llevar.

Lorena Rivero

Líder y comelona.