Se burlaban de ella, pero luego de una operación luce hermosa

A veces nuestros comentarios pueden ser muy crueles, y sin darnos cuenta vamos por la vida lastimando corazones que sienten igual que el nuestro. Sin importar la vulnerabilidad  o la condición física del otro, nada nos da derecho a ofenderle. La vida da muchas vueltas y mañana tú podrías recibir comentarios discriminatorios. Así que no olvides tratar a los demás como quieres que te traten.  

Queremos que conozcas la historia de Sarah Atwell, una adolescente que sufrió humillaciones y burlas desde su infancia. Pero ha salido adelante a pesar de la maldad de las personas, quienes la llamaban “la niña más fea del mundo”.

Su caso es muy peculiar, ya que padece una enfermedad nada común. Se llama neurofibromatosis y, aunque no lo creas, en la mayoría de los casos su origen es  hereditario pero también puede ocurrir por mutación (cambio) en los genes.

Este padecimiento consiste en el desarrollo de tumores que crecen justo donde hay terminaciones nerviosas, y se puede dar en cualquier parte del cuerpo, pero a Sarah le invadió gran parte del rostro.

b-45

Al nacer era completamente normal, incluso en el estudio rutinario pasó con el 99% sin ningún defecto aparente. Su carita lucía como cualquier otra, pero con el paso del tiempo sus padres empezaron a notar que ciertas partes crecían de forma extraña.

Luego de llevarla con varios especialistas éstos determinaron que los tumores eran benignos, es decir que no causarían ningún daño a la pequeña, pero era imposible parar su crecimiento y los problemas estéticos serían severos.

Lorena Rivero

Líder y comelona.