¿Qué tenemos que dejar claro antes de empezar una relación?

Empezar una relación es, generalmente un acto que llena de felicidad, las hormonas se alteran y todo parece un mundo mágico. Lo primero que se cree, es que al fin ha llegado ese alma gemela que siempre se ha esperado.

Es normal que la alegría de congeniar y sentirse enamorado provoque que todo sea visto con una óptica positiva. Sin embargo, hay ciertos aspectos que son necesarios de analizar en los inicios de todo vínculo. Si lo hacen, pueden evitarse muchas noches de angustia en el futuro.

Puntos clave para disminuir los riesgos de fracaso

1. Equilibrar expectativas

Empezar una relación involucra a dos personas cuyas ideas sobre el noviazgo son similares o no. Cuando lo que se busca en una pareja difiere demasiado, es probable que surjan problemas si no se habló antes.

Básicamente tiene que ver con la personalidad y también, con el momento de la vida que estén transitando. Algunos pueden querer simplemente una compañía para compartir determinados hechos. Otros, quizá buscan a la persona con la cual puedan forjar un futuro juntos.

Es un factor muy importante para hablar antes de empezar una relación. Conociendo la verdad, cada uno es libre de elegir si acepta pasar a otro nivel o no.

2. Tipo de relación

La diversidad de los tipos de relaciones puede sorprender a muchos, pero lo cierto es que existen y hay que estar preparados. Entonces, tomar unos minutos para conversar sobre la manera en que llevan la pareja adelante es fortalecedor.

Se tiende a pensar que todos están satisfechos con empezar una relación “tradicional”, es decir dos personas que deciden unirse por amor. Pero también hay otras alternativas, que no pocos eligen, como las relaciones abiertas u otro tipo de vínculos en los que se incorporen terceros solo en ocasiones.

3. Los puntos que no son negociables