¿Por qué estornudamos?

 

Cuando  estornudamos entran organismos indebidos a nuestras nariz  el cuerpo busca expulsarlos.

Los estornudos se originan cuando el epitelio respiratorio (la capa de células que recubre la nariz) se irrita, dando la orden al cerebro para iniciar su acto reflejo de expulsar esa sustancia que está ingresando en el organismo.

Los estornudos se hacen presentes también al experimentar alergias  por alguna comida u  olores fuertes.  El cerebro de activa y ordena a los pulmones llenarlos de aire por lo que el diafragma se expande.  Rápidamente se expulsa el aire para que salgan organismos y/o partículas ajenas al cuerpo.

Estornudar es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo. Es un acto reflejo que manifiesta el cuerpo para  responder a un agente externo  introducido indeseadamente  a través de la nariz.  Estos agentes pueden ser polen, polvo ácaros o alguna otra partícula que este en aire. El estornudo ayuda a expulsar los organismos extraños que entraron, son embargo no todos logran entrar. Ya que en las fosas nasales se encuentran pelos que impiden el paso de organismos mas grandes.

El reflejo al estornudar consta de dos fases:

  • La primera se llama inspiratoria espasmódica.
  • Y la segunda lleva el nombre de espiratoria, tanto nasal como oral.

AL ESTORNUDAR TEN EN CUENTA LO SIGUIENTE:

  • Tapar  la boca y la nariz con el brazo a la altura del codo es la manera idónea para no incomodar a los demás.
  • Lavar las manos antes de comer e ir al baño,  en incluso evitar saludar de manos al presentar malestar gripal. Es son actos de conciencia e higiene para mantenernos a nosotros mismos y a nuestro entorno saludables.
  • Evitar estornudar en las manos, ya que con ellas saludamos a las personas, tocamos objetos y alimentos que ingerimos.

Este tipo de actos involuntarios buscan mantener el cuerpo saludable. Por tanto, es importante  contribuir a cuidar la salud de  las personas que rodean nuestro entorno. En la actualidad casi no se utiliza llevar pañuelos en los bolsillos o cartera. Procuremos hacerlo y ¡protégete a ti mismo y a los demás!