¿Cuál es el pan que no engorda?

El pan, por tradición, es uno de los alimentos más consumidos en el mundo. Su practicidad lo hace un acompañante perfecto. Y supone una resolución fácil a la hora de comer. Se puede ingerir en cualquiera de las tres comidas del día. Y hay tantas variedades que siempre queda la duda acerca de cuál es el pan más saludable y que no engorda.

Cuando una persona decide por cuenta propia, o por designación de un nutricionista, dejar de comer pan, se buscan otras opciones. Es normal que surjan dudas acerca de cuál es la mejor opción de pan en el mercado. Especialmente para evitar aumentar de peso.

Nutrientes y composición

Hay que saber que los nutricionistas efectivamente aconsejan el consumo moderado de pan. Esto se debe a que el pan es un alimento compuesto por varios nutrientes que se encuentran en la pirámide alimenticia. Y por todo ello, este producto está lleno de nutrientes y vitaminas.

Su composición básica es harina de trigo, agua, levadura y sal. Después solo queda la gran gama de diversidades de pan que ofrece el mercado. Todos esos componentes arrojan ciertos nutrientes y vitaminas: hidratos de carbono, fibra, vitaminas B3, vitamina E. También aporta minerales como el calcio y el hierro.

Los nutricionistas de la Organización Mundial de Salud lo recomiendan. Eso se debe y se reduce, básicamente, a dos componentes derivados del pan: la fibra y el hidrato de carbono. De hecho, se considera que es fundamental ingerir carbohidratos para mantener un buen equilibrio nutricional.

Fibra

La fibra es uno de los beneficios que aporta el pan. Regula el tránsito intestinal y disminuye los niveles de colesterol. Por su parte, los hidratos de carbono son necesarios en el 50% de las calorías ingeridas en un día, por una persona, y el pan los ofrece en una buena proporción.