Le diagnosticaron cáncer cuando tenía 7 meses de embarazo

Sarah Hanan, embarazada de siete meses con su primer hijo, recibió una llamada al día siguiente de hacerse un examen de rutina para descartar todo, incluido el cáncer:

“Una dos semanas antes estaba sentada en el sofá con mi esposo, Ben, y noté algo duro en uno de mis senos”, le cuenta a la BBC.

Se lo hizo examinar y las noticias no eran alentadoras.

“En 24 horas pasé de estar emocionada por nuestro bebé a ser diagnosticada con cáncer“, recuerda Sarah, quien dice que pasó a sentir como todo se detenía.

El esposo, Ben, recuerda el susto que sintió y que el cáncer era bastante agresivo.

Quizá te interese: ¿Sabes lo que es la superfetación?

Quimioterapias

“Todos los doctores nos decían que, hasta donde ellos sabían, la quimio iba a afectar negativamente al bebé. Pero en realidad no teníamos otra opción”.

Teorías indicaban que no había problemas, pero a Sarah no paraba de preocuparle.