La silenciosa y agresiva hepatitis C: Entérate sobre los síntomas y cómo prevenirla

La víscera sagrada de la anatomía humana es el hígado, la inflamación de este órgano que metabólica todo se llama hepatitis, la cual puede ser mortal.

Margarita Dehesa Violante, Jefa del Depto. de Gastroenterología del Hospital Médico Nacional Siglo XXI del IMSS, refiere que las causas de esta patología son: el consumo excesivo de drogas y bebidas alcohólicas, la ingesta indiscriminada de fármacos y productos milagro y la obesidad.

¿Cómo puede una persona diagnosticar la hepatitis C por sí mismo? Como sabemos, es una enfermedad invisible y no hay síntomas específicos para diagnosticarla. La hepatitis es una enfermedad peligrosa si se trata con descuido y no se trata a tiempo. Para tratar con la enfermedad, es necesario hacer un diagnóstico oportuno.

Esta enfermedad tiene tres etapas como la hepatitis A, la hepatitis B, y la última etapa es la hepatitis C. Cualquier persona puede sufrir de esta enfermedad en realidad debido a la inflamación del hígado y la medicación, la infección y los procesos auto inmunes.

Puede ser peligroso en su última etapa y difícil de curar en absoluto. En el inicio puede ser difícil decirle a alguien que está sufriendo de esa enfermedad en particular y la mayoría de la gente no se molestan o perciben sus síntomas.

Hay dos tipos principales de hepatitis C: uno es la hepatitis C aguda y el otro una hepatitis crónica C.

Con el paso del tiempo experimentará síntomas dependen del tipo de enfermedad que tiene. La hepatitis C aguda es la etapa inicial de la hepatitis; Sus síntomas son más a corto plazo, con una duración de seis meses o menos. Pero la hepatitis aguda conduce al otro tipo de hepatitis que es la hepatitis crónica. Este tipo tiene efectos duraderos, incluso para toda la vida, porque es muy difícil deshacerse de su virus. Si nos damos cuenta a tiempo de la hepatitis aguda entonces podemos prevenir de la hepatitis crónica porque la hepatitis aguda es la etapa básica de esta enfermedad.

Difícil de diagnosticar

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, hay más del 80% de las personas que no han experimentado ningún síntoma de hepatitis aguda. En algunos casos, cuando las personas experimentan sus síntomas, un virus los ha infectado desde hace mucho tiempo.

Mariflor Rivero

Líder y comelona.