La princesa triste que pronto será emperatriz

Las historias de las plebeyas que se convierten en princesas en realidad no son como en los cuentos de hadas en donde viven felices para siempre. Un ejemplo de ello es la princesa Masako, futura emperatriz consorte de Japón quien es conocida como la “princesa triste“.

El junio de este año, Masako y Naruhito, príncipe heredero de Japón, celebraron 25 años de casados, cuando falta menos de un año para el ascenso al Trono y ser el sucesor del emperador de Japón, Akihito, el cual está previsto para mayo de 2019.