Ketchup Heinz es prohibida (y porqué debes evitarla)

Tan sabrosa como es, es posible que desees evitar la Ketchup Heinz, por lo que se esconde en sus ingredientes. Ketchup Heinz ha sido recientemente prohibida en Israel por llamar Ketchup su producto, ya que no incluye suficientes tomates. Pero hay más razones por las que debes ser cauteloso acerca de este producto.

En los últimos años, ha habido un creciente interés por parte del público en evitar los alimentos procesados. La investigación ha demostrado que los alimentos procesados y envasados contienen a menudo insalubres toxinas y productos químicos. Más personas están haciendo el cambio de procesado a alimentos orgánicos.

Mientras que muchas personas están tratando de renunciar a los alimentos procesados, los condimentos a menudo vuelan bajo el radar, incluyendo la salsa de tomate. Antes de tomar una botella de salsa de tomate, mira estas 3 razones de investigación respaldadas para que evites la Ketchup Heinz.

 1 – Contiene Jarabe de maíz de alta fructosa

En la parte superior de la lista de razones para evitar Ketchup Heinz, está el hecho de que contiene jarabe de maíz de alta fructosa. De hecho, se carga con el ingrediente.

El Jarabe de maíz de alta fructosa es un ingrediente nocivo y tóxico que se hace de maíz muy modificado genéticamente. Una vez metabolizado por el cuerpo, puede conducir a un fuerte aumento en tus niveles de azúcar en la sangre y puede incluso dañar tu hígado. Ha habido mucha investigación para demostrar que el consumo regular de jarabe de maíz de alta fructosa puede conducir a un aumento del riesgo de enfermedades del corazón, la obesidad y la diabetes. También puede debilitar tu sistema inmunológico.

En una prueba reciente de jarabe de maíz alto en fructosa, se encontró que contenía altos niveles de mercurio. El mercurio es un metal pesado extremadamente tóxico. Por esta y otras razones mencionadas, muchos médicos están recomendando que el público evite cualquier alimento que contenga jarabe de maíz de alta fructosa.

Lorena Rivero

Líder y comelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *