¡Tu esposo dejó de amarte si hace estas 10 cosas contigo!

Las parejas no suelen romperse de un día para otro. Las rupturas suelen darse después de un proceso, en el que durante un tiempo un miembro o ambos empiezan a sentir desidia, desgana, se desencantan del otro, dejan de estar a gusto o sencillamente empiezan a necesitar otras cosas. Es entonces cuando uno empieza a plantearse si debería seguir adelante con la relación o no.

Aunque hay muchas ocasiones en las que la pareja realmente no funciona y dejarlo es la mejor solución; hay otras en las que ambos se quieren y tirar la toalla es la opción fácil, pero vale la pena esforzarse.

Lorena Rivero

Líder y comelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *