El horario en el que un infiel habla con su amante y tú ni en cuenta

Muchos hombres hacen hasta lo imposible para que sus infidelidades no sean descubiertas por sus parejas oficiales, de hecho son tan cuidadosos que según una encuesta, tienen hasta un horario determinado para hablar con sus amantes. ¿Cuál es? Sigue leyendo.

Un estudio de la red social de infieles, Ashley Madison ha revelado que las personas que tienen una aventura piensan en sus amantes nada más despertarse, y pasan el día esperando reunirse con su cita al final de la jornada.

Un dato interesante: para el 33% de los adúlteros la cafeína no es el motor de estas personas para empezar el día con energía, sino que les mueve con más fuerza el pensar en esos affairs que tienen fuera del matrimonio.

Quizá sea la rutina, la forma de despertar o la monotonía de las mañanas con sus parejas, o puede que sea la novedad que aporta una relación extramatrimonial. Con el 44% de los participantes en este estudio afirmando que han estado envueltos en una aventura desde hace un año o menos, no es sorprendente que estos primeros pensamientos matutinos esté dirigidos a los amantes y no a las parejas.

La gran mayoría, el 92% de los encuestados, tiene trabajo, para el cual un 46% se despierta entre las 5 y las 6 de la mañana. Quizá un poco pronto para hablar con nadie. Aunque para el 27% la primera toma de contacto en el día tiene lugar en horario laboral, el 25% lo hace al salir de trabajar. En cuanto a las vías de contacto, el 55% dice contactar con su amante a través de mensaje de texto, y es que es la forma más fácil y discreta de sorprender a su amante con un mensaje de buenos días.

Este estudio también muestra datos como que el 47% de los infieles contacta con sus amantes entre una y dos veces al día, muy cerca del 42% que reconoce que también habla con sus parejas entre una y dos veces, algo que muestra el intento por mantener equiparadas las dos relaciones.

Sin embargo, el cónyuge tiene más importancia, ya que la familia acaba eclipsando a su cita. Más de la mitad asegura que interrumpiría una reunión para contestar a mensajes o llamadas de su esposa, mientras que el 73% dice que no haría lo mismo por su amante.

«Muchos dicen que se alejan de su relación matrimonial para poder mantenerla», comenta Víctor Hermosillo, responsable de Ashley Madison para el mercado hispano.