Despertarse en mitad de la noche podría significar un gran problema del cerebro según un estudio

El estrés de la rutina diaria, las preocupaciones laborales, los problemas personales o el simple paso del tiempo (los años van dejando su huella) pueden traducirse en problemas a la hora de conciliar el sueño. Con las terribles consecuencias que esto tiene en nuestro estado físico y mental.

Dormir y descansar bien tiene múltiples beneficios para nuestra salud y disfrutar de un sueño pleno es fundamental para reactivar nuestros ritmos circadianos (aquellos que marcan nuestro reloj biológico) y mantener mente y cuerpo a punto.

Lo peor de todo, es que incluso una vez que hemos conseguido quedarnos dormidos, no podemos asegurar que nuestro sueño sea continuo y reparador como debería.

No dormir lo suficiente es un problema que afecta a gran parte de la población sin diferenciar entre raza ni clase social.