Cuatro cosas que debes saber antes de comprar agua embotellada

Hoy en día los envases más populares son las botellas de plástico. Muchas veces las reutilizamos, llenándolas de agua una y otra vez, y de esta manera perjudicamos nuestro organismo.

Aquí te dejamos los peligros que nos esperan cuando bebemos de estos envases.

#4. ¿Por qué no deberíamos reutilizar las botellas de plástico?

© pixabay
Los envases de plástico pueden emanar químicos peligrosos. Presta atención a los símbolos especiales en el fondo de los envases. Los triángulos con cifras significan el tipo de plástico del cual fue elaborada la botella.
Los envases marcados con “1“ (PET o PETE) son seguros solo en uso desechable. En presencia del oxígeno, en caso de calentarse o estar expuesto a los rayos solares, este envase emana sustancias tóxicas que pasan al agua.
Evita los envases marcados con ”3″ y “7” (PVC y PC), porque emanan sustancias tóxicas que pueden penetrar los alimentos y bebidas, y en caso de afectar el organismo durante mucho tiempo pueden provocar enfermedades peligrosas.

© depositphotos
Para el uso rellenable son buenos los envases de polietileno (marcados con “2“ y ”4“) y los envases de polipropileno (marcados con “5” y las letras PP). Son relativamente seguros si los usas para almacenar el agua fría y si los desinfectas sin falta.

#3. Bacterias y otras errores de la higiene

© depositphotos © depositphotos
Beber agua de una botella de plástico rellenable es igual a lamer el asiento del retrete o un juguete de perro, y a veces es peor, aseguran los científicos. El nivel de las bacterias en estas botellas a menudo supera las cantidades seguras. Nosotros mismos creamos las condiciones perfectas para el crecimiento de los microbios cuando tomamos una botella con las manos sucias, la lavamos mal y almacenamos en ella el agua a temperatura ambiente.

Lorena Rivero

Líder y comelona.