Atención: estos focos causan ansiedad, migraña e incluso cáncer.

Todo el mundo está buscando ahorrar energía y dinero. La mayoría de nosotros está reemplazando los bombillos, ampolletas o focos “tradicionales” por los nuevos que ahorran energía. Las empresas dicen que estos llamados bombillos ahorradores de energía son amigables con el medio ambiente.

Pero esto no es verdad y estos focos de nueva generación son tóxicos… La Agencia de Protección Medioambiental de USA tiene sus protocolos y aconsejan seguir algunos pasos si alguno de estos bombillos se quiebra. Esto se debe a los gases que suelta cuando se quiebra.

Si el foco se quiebra dentro de casa, éste descarga mercurio al aire en una cantidad de 20 veces mayor que lo tolerable, como fue indicado por un estudio dirigido por analistas del Instituto Fraunhofer Wilhelm Klauditz para la Agencia Federal Alemana del Medioambiente.

Estos bombillos ahorradores de energía pueden causar:

  • Cefaleas en Racimos
  • Mareos
  • Migrañas
  • Ataques
  • Fatiga
  • Ansiedad
  • Inhabilidad de concentrarse

1. Estos bombillos contienen mercurio

Esta es una potente neurotoxina particularmente peligrosa para mujeres embarazadas y muchachos jóvenes. Es particularmente venenoso para la mente, es sistema sensor, el hígado y los riñones. Asimismo, puede dañar el sistema cardiovascular y deteriorar el sistema inmune. Puede provocar temblores nerviosismo, trastorno del sueño, pérdida de memoria, migrañas, tumores malignos y Alzheimer.

2. Estas ampolletas también pueden causar cáncer

Otro estudio realizado por Peter Braun del Berlin Germany’s Alab Laboratory, descubrió que estos focos pueden contener agentes cancerígenos nocivos que podrían ocasionar enfermedades:

Lorena Rivero

Líder y comelona.