5 razones por las que los infieles NO dejan a sus esposas

Mantener un matrimonio a flote parecería más y más complicado cada vez. En Estados Unidos el 53% de los matrimonios terminan en divorcio, mientras el 41% de las parejas admite haber estado involucrados en al menos una infidelidad ya sea física o emocional.

“Los hombres no dejan a sus esposas”, dice un artículo publicado en Today, en el que varias mujeres que tienen relaciones con hombres casados comentan cómo estos hombres, “nunca” dejan a sus mujeres. Aunque esto no se aplica en todos los casos, es muy común que los hombres no dejen a sus esposas por sus amantes, pero ¿por qué?

Estas son algunas de esas razones que nos dejan pensando a todas:

1.- Puede ser él mismo

Te conoce desde siempre, y nadie lo conoce a él como es en realidad. Tú le das la oportunidad de ser auténtico, no hay nada que no hayas visto de él antes. Contigo él está cómodo, con ella debe ser perfecto o alguien que en realidad no es.

“¿Por qué dejaría a su esposa? Después de estar contigo puede regresar a casa a jugar con sus hijos y ser él mismo con su esposa”, expresa David Wygant en Your Tango.

2.- La mayoría de los hombres que son infieles están buscando unas “vacaciones” de su vida de casados

Sin ánimo de justificar esta acción en lo más mínimo, la infidelidad, es tomada por los infieles como algo sin mayores consecuencias, y como una simple vacación de las responsabilidades del matrimonio.

“Si tú tienes una buena relación con tu pareja, si todavía hay amor y afecto, si él o ella es un buen padre y forman parte de un buen grupo familiar, los infieles no están necesariamente buscando una ruptura cuando buscan un amante”, dijo el CEO de Victoria Milán, Sigurd Verdal. “Sólo quieren añadir un poco de pasión y aventura a sus vidas”.

Nuevamente recalco que no estamos justificando sus decisiones, sino tratando de explicar o tratando de entender sus “razones”.

3.- El divorcio es muy doloroso

“¿Por qué se pondría él en ese lugar en el que tiene que decidir y elegir? Si puede tener ambas cosas. ¿Para qué sentir tanto dolor?”, explica Wygant.

Al parecer la comodidad y el poder tener lo mejor de los dos mundos, es una de las razones más grandes para seguir con ambas relaciones.

4.- Porque aún aman a sus esposas

Sí, parece imposible, pero no lo es. “Yo diría que sí. Algunos dirían que si un hombre realmente ama a su esposa, entonces sería imposible serle infiel. Por varias razones, no estoy de acuerdo”, explica el Portal Madamenoire, como respuesta a la pregunta, “¿puede un hombre amar a su esposa y aún engañarla?”

Antes de cerrarte a la idea de que la infidelidad y el amor no pueden ir juntas, piensa en las veces que como hijos hemos defraudado a nuestros padres, o como padres a nuestros hijos, y nunca ha sido por falta de amor.

Mariflor Rivero

Líder y comelona.