5 pasos para comenzar a ir al gimnasio

El gimnasio para muchos puede ser una iglesia. Para otros, se convierte en un reto a conquistar. Lo cierto es que es sano para nuestro cuerpo hacer por lo menos media hora de cardio al día. Nuestra mente también reacciona de forma positiva ante el ejercicio, por lo que, si quieres despejarte ir al gimnasio es una excelente opción. Sin embargo, habemos muchos que decimos: el lunes será. Pero el lunes llega y decimos que el siguiente ¡Deja de lado la apatía con estos consejos para comenzar a entrenar!

5 pasos para comenzar a ir al gimnasio

Elige un gimnasio

Tienes que escoger uno que te convenga, no el que te recomendó María tu amiga, que vive a 45 minutos de tu casa y va a uno que queda en la esquina de su edificio. Elige uno que esté cerca de tu trabajo o de tu hogar, así no tendrás ningún pretexto de tiempo.

Pregúntate si realmente lo necesitas

Internaliza las razones por las que debes ir. Pueden ser por salud, por distracción o porque quieres ponerte un vestido para las siguientes fiestas. Pero ponte como fin comprender la importancia de acudir al lugar.

Pide ayuda

Si no sabes nada respecto al tema, pide orientación con algún amigo o compañero de trabajo que sepa sobre el gimnasio o cómo entrenar de forma adecuada. También puedes investigar en internet.

Calienta

Puedes ir caminando al gimnasio, esto ayudará a que el ejercicio no te deje tan extenuado.

Ponle pasión

¡Cuando te apasionas por algo, ya no te cuesta demasiado!

Registra tu progreso

Puede ser lento, pero constante y eso, al final, te dará una excelente sensación de plenitud.