5 formas de dejar de morderse las uñas y terminar con los trastornos relacionados

El morderse las uñas es un hábito bastante común, pero lamentablemente muy dañino. Según algunos estudios, es un hábito más común en las personas perfeccionistas, pero también de quienes son muy duros y exigentes consigo mismos. De hecho, es considerado un trastorno al punto tal que tiene su propio nombre: onicofagia. En general, está relacionado con problemas emocionales, como la ansiedad o el miedo.

Al mismo tiempo, este mal hábito puede traer muchos problemas de salud. Por un lado, hace que los dedos luzcan anormales y descoloridos, además de que la piel de alrededor puede enrojecerse y doler.

También puede acabar problemas respiratorios si se aspira una uña y pasa a los pulmones o queda atascada en la laringe. Lo mismo puede traer problemas estomacales por tragarlas y que pasen al estómago.

Por todo eso es que es importante erradicar la costumbre de comerse las uñas. Como con cualquier hábito que deseamos reemplazar, tienes que saber que es un proceso que lleva su tiempo. Por eso, lo primero que necesitas es estar decidido.

Pero con estos trucos, si ya has tomado la decisión, seguramente te resultará más fácil.

1.- Descubre en qué momento del día te comes las uñas

Para eliminar un hábito es importante racionalizarlo, y dejar de hacerlo de manera automática. Cada vez que te descubras mordiéndote las uñas, pregúntate: ¿Qué está pasando en este momento que me llevó a hacer esto?

Tal vez encuentres que siempre acudes al hábito cuando estás aburrido, cuando estás trabajando o cuando algo te genera ansiedad.

Cuando ya sepas mejor qué es lo que te lleva a comerte las uñas, será más fácil estar preparado en esos momentos y cambiar el hábito por otro….

Reemplaza el hábito

Si ya has descubierto los momentos en los que te vuelves débil y caes en la tentación de comerte las uñas, puedes probar con reemplazar el hábito por otra cosa.

Si, por ejemplo, te muerdes las uñas cuando estás ansioso, puedes probar consiguiendo una pelota para apretar con las manos. O puedes pensar en usar un spinner cuando estás aburrido.

También puedes cambiar el hábito por comer snacks saludables, para saciar las ansias de masticar: palitos de apio, zanahoria. Nunca reemplaces por snacks de otro tipo, pues puede ser contraproducente.

Cuida tus uñas

Lorena Rivero

Líder y comelona.