5 cosas que no sabías de los equinoccios de primavera y otoño

La conjunción del equinoccio de primavera y de otoño, es una rareza que no se veía desde hace casi 40 años. Quizá no sabías que este fenómeno se presentó y la belleza que puedes observar. Por eso, te dejamos curiosidades respecto al tema.

1. Origen del término “equinoccio”

La palabra equinoccio significa “noche igual”. Se produce cuando el Sol está exactamente sobre el ecuador. Por esto, la luz y el calor se distribuyen en ambos hemisferios y el día y la noche duran (casi) lo mismo. Es decir, hay una balanza igual.

2. Desacuerdo astrológico y climatológico

Para los astrónomos, el equinoccio del 20 de marzo marca el inicio de la primavera en el hemisferio norte y el otoño en el hemisferio sur. Pero los climatologos dicen que la estación empezó el 1 de marzo.

Los astrónomos aseguran que las estaciones de la Tierra trabajan en función de la posición que adopta respecto al Sol. Pero, los climatologos dicen que es la temperatura de la Tierra, y no la posición del Sol.

3. Desde cuándo se habla de equinoccio

Hace siglos se habla de esto.  En el año 46 a.C., Julio César marcó el 25 de marzo como el equinoccio de primavera en el hemisferio norte. Este era el primero del año en los calendarios de Persia e India.

El año juliano es más largo que el año tropical 11,3 minutos de media y las fechas fueron cambiando. En el año 300 d.C. el equinoccio fue el 21 de marzo y en 1500 era el 11 de marzo.