¿Te enamoras rápido? Ésta es la razón, según la ciencia

Suele ser más común de lo que imaginas. Conoces a alguien y a la semana ya sientes que lo amas. No está mal enamorarse, pero la rapidez puede ser un síntoma de alarma. Karen Vázquez Chéverez, psicóloga y terapeuta, señala que debemos diferenciar el enamoramiento de lo que es el amor.  “Enamorarse es atracción, es química corporal. No estamos hablando de amar”, según señala al diario Primera Hora.

Una baja autoestima, la necesidad de afecto y las inseguridades llevan a enamorarse rápido de alguien, lo que a largo plazo puede llevar a una relación tóxica. Este comportamiento puede ser distinto entre ambos sexos: “La mujer se conecta más rápido por el afecto y el hombre más rápido por el sexo”.

La psicóloga enumera varias señales de que te enamoras demasiado rápido

¿Te enamoras rápido?

Idealiza a las personas – Justificas  los defectos de esta persona. No puedes verlos.

Confunden sexo con amor – Al tener una noche de pasión comienzas a preguntarte lo que son, a intentar poner etiquetas.

La hace creer que la “completa” – Es el tipo de persona que necesita meterse en una relación para sentirse bien. No se da tiempo para sanar tras la ruptura. Tiene temor a la soledad.