4 cosas que hacen que un hombre pierda interés en su pareja

Cuidar los pequeños detalles suele hacer una gran diferencia en la relación de pareja. Por eso, lo mejor es permanecer siempre alerta. Es importante tener en cuenta que los hombres y las mujeres tienen diferentes maneras de expresar y de entender tanto sus sentimientos, como los de su pareja.

Ello, a menudo causa el desinterés hacia su pareja. A veces se trata de coas que un buen diálogo puede solucionar. Sin embargo, algunas situaciones realmente pueden hacer que un hombre pierda el interés en su pareja para siempre, y aquí es donde hay que estar muy alerta.Estudios muestran que las cuatro conductas enumeradas a continuación son muy comunes en las quejas de los hombres. Por ello es importante que las mujeres reflexionen si este es su caso, ya que en las relaciones humanas no se pueden hacer generalizaciones.

• 1. Cambiar de estado de ánimo drástica y continuamente

El tema de la conducta tiene un significado muy profundo en la relación. Con ello me refiero a los cambios intempestivos que algunas mujeres manifiestan en su talante y que, siempre que suceden, producen una sensación de incompetencia en el hombre.

Cuando las mujeres lo hacen, a veces dan la impresión de que no tienen opinión personal; de que se dejan influenciar muy fácilmente o de que son caprichosas, y que por ello cambian de humor a cada momento. Este tipo de comportamiento produce una gran confusión en la relación debido a que el hombre muchas veces simplemente no la entiende, porque no puede ver la causa de esos cambios. Por ello, después de dedicar mucho tiempo y esfuerzo en tratar de complacerla se desalienta y, a menudo, se da por vencido.

• 2. Quejas interminables

Una mujer que vive criticando las cualidades, actitudes, o finanzas de su pareja, día a día debilitan su relación y causa gran malestar en su esposo. El mensaje que recibe el hombre es que su esposa cree él que no hace nada bien y, por más que lo intente, ella siempre quedará insatisfecha. Este tipo de comportamiento es muy peligroso para la salud de la relación, porque nadie puede vivir mucho tiempo restringido, sintiéndose devaluado o inútil.

Lo peor es que este tipo de comportamiento a menudo se convierten en un hábito y la mujer no se da cuenta de que incluso vive haciendo acusaciones sin nunca dar énfasis en las actitudes positivas de su marido.

Lorena Rivero

Líder y comelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *