3 preguntas útiles si estás pensando en divorcio

Todo el que está o estuvo casado, sabe que el matrimonio es una hermosa estructura que requiere de mucho amor y disposición para mantenerse. Cuando algo se quiebra en la relación o se atraviesan las clásicas crisis que afectan el matrimonio, una de las salidas es el divorcio, pero esto no debe considerarse a la ligera, ya que representa una decisión trascendental para la familia (posibles hijos incluidos).

Si estás considerando el divorcio dentro de tus opciones, te recomendamos que te hagas estas preguntas antes de actuar:

¿Proyectas tu vida a futuro sin tu pareja?

Muchas veces somos ligeros al considerar el divorcio y solo una vez ejecutado, cuando la marea ha bajado e inclusive hemos pasado por una etapa de felicidad por la decisión tomada, es que llegamos a comprender lo desencajados que nos sentimos sin esa persona a nuestro lado, sin poder tenerla cerca en el presente o en el futuro.

En caso de existir niños en el matrimonio ¿Sería lo mejor para ellos?

Evidentemente no tomaremos una decisión solo considerando pros y contras para los niños, sin embargo, no podemos considerar un análisis similar en caso de que no haya niños afectados por nuestras decisiones. Los niños normalmente sufren mucho como producto de la separación de sus padres, pero en algunos escenarios sufren más y de forma prolongada estando juntos. Por eso es necesario evaluar qué sería mejor para ellos.

¿Agotaste los recursos para salvar la relación?

Es raro un matrimonio que no presente problemas tarde o temprano, sin embargo, la diferencia entre los que se divorcian y los que continúan radica en la manera de manejar los conflictos, lo cual tiene mucho que ver con las personalidades, la madurez, la compatibilidad, el compromiso e inclusive la crianza.

Para ser más generales, los problemas de pareja son básicamente los mismos (no todos, afortunadamente, en la misma pareja), y siempre encontraremos casos de parejas que lograron solventar un problema específico. Los problemas que más dificultades tienen para solventarse son el maltrato físico y psicológico, adicciones e infidelidades, y aun así con la disposición adecuada y recursos aplicados oportunamente, la relación se puede sacar adelante, que valga o no la pena, es contenido de una próxima entrada.