24 maneras de reducir la pancita en 24 HORAS… ¡Funciona!

Vence a la hinchazón y luce visiblemente más delgado en cuestión de horas con estos simples trucos.


Cuando Miguel Ángel esculpió al “David”, trabajó en el mármol desde el exterior, convirtiendo un bloque de piedra en una obra de arte maestra… y de abdominales. Pero para esculpir los tuyos propios debes hacerlo de una manera totalmente diferente: desde el interior.

Hacer ejercicio y comer bien es esencial para conseguir el vientre firme y plano que quieres. Pero para cuando quieras reducir tu barriga tan rápido como sea posible (como, por ejemplo, para esa fiesta del viernes por la noche), necesitas confiar en los mecanismos reductores e internos de tu cuerpo que se puede activar en menos de 24 horas.

Puede sonar un poco a vudú, pero lo cierto es que hay un buen puñado de sencillos trucos. Mantén tu sistema digestivo equilibrado, y acelerarás tu metabolismo, lo que reducirá drásticamente la hinchazón… y podrás ver los resultados en menos de un día.

1. HAZTE UN TÉ METABÓLICO
Tener un sistema digestivo lento supone tener una tasa metabólica más lenta. Despierta a tus tripas comenzando la mañana con una taza de té de jengibre. Esta bebida rápida ayudará a mejorar la digestión y a favorecer la eliminación de alimentos, a cortar con los antojos insalubres de sal o azúcar, y es parte clave del plan de 7 días para purificar y conseguir un vientre plano con té – ¡los participantes perdieron 10 libras! Hierve media cucharadita de jengibre rallado con 1 taza de agua y viértelo en una taza con tu bolsa de té favorita.

2. DATE UN BAÑO CON SAL DE EPSOM
Relajarse en una bañera cualquiera siempre es agradable, pero añadir dos tazas de sal de Epsom puede ayudar, además, a desinflar tu vientre de forma más eficaz, eliminando el exceso de agua de tu cuerpo. Para evitar la deshidratación, haz este ritual solo una vez a la semana.

3. COME UN PLÁTANO
Los plátanos están llenos de potasio, un nutriente que ayuda a regular el equilibrio de líquidos para aplanar el vientre.

4. ELIMINA CIERTOS VEGETALES
A pesar de que están llenos de nutrientes que favorecen tu salud, también contienen hinchadores de vientre que pueden estar contribuyendo a tu barriguita de bebé: cebollas blancas, alcachofas, maíz, brócoli, coliflor, col rizada, espinaca cruda y champiñón botón.

5. ESCUPE EL CHICLE
Los chicles no solo son malos porque llenan tu estómago de aire, muchos de ellos también contienen alcohol de azúcar y edulcorantes artificiales como sorbitol y xilitol que pueden causar hinchazón. Si necesitas mascar algo, opta por una variedad orgánica como el chicle Glee o Simply. Siguen siendo bajos en calorías, pero no usan esos edulcorantes que te harán hincharte.

6. SÁLTATE LAS BARRITAS DE PROTEÍNAS
Es probable que no pienses en “legumbres” cuando desenvuelves una barrita de proteínas, pero muchas de ellas contienen proteínas aisladas derivadas de la soja – a la que muchos consideran un inductor de gases, al igual que estas. Como otras legumbres, la soja contiene oligosacáridos, moléculas de azúcar que el cuerpo no puede descomponer por completo. Sin lugar al que ir, estos oligosacáridos se quedan en el lugar donde fermentan, causando gases e hinchazón de estómago.

7. AMONTONA CILANTRO
Investigaciones demuestran que la mezcla única de aceites de cilantro (específicamente, linalool y acetato de geranilo) funcionan a modo de medicamentos de venta libre para relajar los músculos digestivos y aliviar un intestino “hiperactivo”. Un estudio publicado en la revista Digestive Diseases and Science encontró que los pacientes con el síndrome del intestino irritable obtuvieron beneficios al usar el cilantro como complementoen lugar de placebo. ¡El cilantro es solo uno de los mejores 25 alimentos para vencer la hinchazón!

8. TOMA UN POCO DE CHOCOLATE NEGRO
¡No necesitas decírnoslo dos veces! Pero la cosa es que contenga un 70% de cacao o más. Los microbios amantes del chocolate del intestino convierten los dulces en compuestos antiinflamatorios, según descubrieron los investigadores de la American Chemical Society. Cuando el cacao alcanza los jugos y enzimas digestivos de tu estómago, es celebrado por los insectos intestinales buenos, que lo fermentan y lo convierten en compuestos antiinflamatorios. Bingo: perderás hinchazón de vientre.

9. COME VARIAS COMIDAS PEQUEÑAS AL DÍA
Para mantener tu metabolismo acelerando a lo largo del día, concéntrate en tomar pequeños snacks de proteínas y fibra o pequeñas comidas cada 3-4 horas. No solo quemarás más calorías comiendo una serie de comidas más pequeñas, sino que también evitarás el choque de la tarde y el bajón del final de la jornada laboral (Asegúrate de comer esa primera comida llena de proteínas, saltarse el desayuno hace que muchos comamos durante el almuerzo mucho más de lo que realmente necesitamos). Utiliza tu móvil o tu ordenador para recordarte estos intervalos. Una manzana con mantequilla de cacahuetes, algunas nueces y bayas, hummus o yogur pueden ser buenos snacks para llevar.

10. COME LENTO PARA NO TRAGAR AIRE
Cuando por fin llegas a casa después de un día largo, lo haces totalmente hambriento – lo sabemos. Pero eso no significa que te tengas que cenar en un abrir y cerrar de ojos. Comer demasiado rápido hace que tragues un exceso de aire, lo que puede traer consigo incómodos gases e hinchazón. Masticar menos con la boca cerrada puede, por otro lado, tener el efecto contrario. Lucha contra el impulso de tomarte toda la comida de un bocado tomando como aperitivo un pequeño pedazo de fruta o una onza de frutos secos de camino a casa. Luego, una vez que ya hayas llegado, siéntate y cena tranquilamente.

11. CAMBIA TU BEBIDA DE LA ‘HAPPY HOUR’ POR AGUA CON LIMÓN
Cuando la gente retiene líquidos, tiende a no beber mucha agua, ya que creen que la hinchazón empeorará. Dado que la retención de agua es la forma del cuerpo de mantener el líquido para que no se deshidrate, lo contrario es cierto. Beber mucha agua (y saltarse las bebidas deshidratantes) supone que el cuerpo ya no necesite sujetarse a la última gota para mantenerse hidratado. Los limones son un diurético natural, por lo que añadirlos a tu vaso acelerará el proceso (¿No eres fan del limón? Tómate un vaso de agua detox en su lugar).

12. EVITA LAS PAJITAS
Al igual que coger aire cuando inhalas durante tus comidas puede hacerte sentir hinchado, beber con pajita puede hacer que tomes aire de más y sientas esa misma hinchazón.

Lorena Rivero

Líder y comelona.