10 mitos sobre alimentos que debes dejar de creer

¿Tienes miedo a comer de noche? ¿Crees que los carbohidratos engordan? Pues no.

La obsesión de ser delgado ha hecho que a veces no disfrutes la comida y te obsesiones con consumir alimentos bajos en grasa, en azúcar, sin gluten, sin lactosa, nada de carbohidratos, etc. Es cierto que hay que cuidar la salud pero también hay que disfrutar comer, porque es maravilloso. Además hay muchos mitos que le han dado mala reputación a ciertos alimentos, por lo que es importan recordar que todo con moderación es mejor.

La página web INSIDER ha sacado a la luz 10 mentiras sobre nutrición que la gente aún cree. Para eso entrevistó a las nutricionistas Grace Derocha, dietista y coach de bienestar en Blue Cross Blue Shield de Michigan y Y Frida Harju, nutricionista en la aplicación de salud Lifesum.

Estos son los mitos:

1. El carbón es un superalimento

a comida de moda en Instagram no es tan saludable como crees:

“El carbón activado es conocido por sus propiedades de absorción … pero también puede agotar tu sistema de buenos nutrientes que tu cuerpo necesita. Los suplementos de carbón activado pueden disminuir también la eficacia de los medicamentos que toman las personas”, aseguró Derocha.

2. Los edulcorantes son mejores que otras alternativas

La profesional recomienda usar un poco de miel, agave o raíz cruda de stevia (no las cosas envasadas):

“Muchos edulcorantes artificiales son productos químicos altamente procesados y la mayoría de las personas no reaccionan bien a ellos causando problemas digestivos e incluso dolores de cabeza”.

3. Los carbohidratos son enemigos

Según la doctora, los carbohidratos que se encuentran en los granos enteros o trigo integral son saludables debido a sus niveles de fibra y nutrientes: “Los carbohidratos simples como el arroz blanco y el pan blanco son el tipo que causa problemas debido a su falta de nutrientes”.

4. Los antojos significan que tienes una deficiencia nutricional

La especialista recordó que a menudo los antojos en realidad podría ser un poco conocido signo de deshidratación:

“Es difícil decir de manera concluyente que los antojos están relacionados con deficiencias nutricionales. A menudo, es una manera para que la gente justifique comer ciertos alimentos”.

Lorena Rivero

Líder y comelona.