Search

Sí ves estos sarpullidos en alguien ten cuidado, pues podría ser portador de esta contagiosa enfermedad

A veces pensamos que los sarpullidos que aparecen en nuestro cuerpo son una simple reacción alérgica o un brote de acné. Sin embargo, puede tratarse de esta enfermedad.

La fiebre escarlata o escarlatina es una bacteria estreptocócicas del grupo A, que se aloja en la garganta y piel. Se puede contagiar fácilmente si se tiene algún contacto con gotas de saliva infectadas de cualquier persona que tosiera o estornudara muy de cerca. Sí por error, tocáramos la boca, nariz o los ojos, incluso tomar del mismo vaso de una persona contagiada, es probable enfermarnos.

Hace muchos años la fiebre escarlata era una enfermedad muy grave, que atacaba a niños de 2 a 10 años que causaba la muerte. Sin embargo, hace un año el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. reportó la aparición de un nuevo brote.

En la actualidad, es recomendable seguir alertando a los padres para identificar los síntomas y así evitar sufrir consecuencias. Por fortuna, si la enfermedad es detectada a tiempo es posible controlarla administrando antibióticos.

Detectarla a tiempo

Por lo general comienzan como si fuera un resfriado normal, con fiebre y dolor de garganta, presentando escalofríos, vómitos y dolores abdominales. Cuando se trata de una infección como la fiebre escarlatina existen síntomas que descartan una simple gripe, como son:

  • Fiebre
  • Lengua cubierta con una capa blanca o roja con pequeños bultos y aparentemente hinchada
  • Garganta y amígdalas enrojecida y adoloridas
  • Sarpullido en cuello, axilas, ingle o abdomen (causado por el veneno que contraen las bacterias)
  • El sarpullido con apariencia de parches rojos, planos y pequeños que se convierten en bultos ásperos como si fuera una lija.
  • Rostro, mejillas, axilas y codos enrojecidas
  • Boca pálida
  • Descamación en la piel sobre todo en la punta de los dedos de las manos y pies
  • Comezón en la piel
  • Dolor muscular

Recomendaciones para los padres

Es una enfermedad muy contagiosa, por lo tanto, deberás evitar que tus hijos tengan contacto con personas que sufran cualquier tipo de enfermedad viral. Sigue con los hábitos de higiene, lavar las manos constantemente y utilizar gel antibacterial.

Sí tu hijo está enfermo cambia su cepillo de dientes, lava con cloro sus platos y cubiertos, separa todos los objetos de uso personal como toallas, sabanas, etcétera.

Corta al ras las uñas de tu hijo para evitar que se lastime al rascarse. Aléjalo de respirar productos irritantes como el cloro, productos de limpieza, aerosoles entre otros. Recuerda hidratarlo con agua natural para evitar que se deshidrate.

Procura no salir de casa, solo para visitar al especialista, por lo general el tratamiento requiere 10 días con antibióticos. A pesar de su mejoría, no interrumpas el tratamiento hasta completarlo.

Complicaciones irreversibles

Si la enfermedad avanza sin antibióticos puede causar graves daños en órganos internos como el corazón y el hígado. Incluso puede contraer fiebre reumática (inflamación que afecta articulaciones, la piel y el cerebro), además, infecciones en el oído, piel, garganta y pulmones.

Sugerencias naturales

Esta enfermedad tiene muchos síntomas muy incómodos que pueden alterar a tus hijos, para ello puedes ayudarlo utilizando remedios naturales que nos proporciona la naturaleza como por ejemplo:

  • Vinagre de manzana

    Alivia el dolor de garganta al calentarlo y agregarle pimienta. Por su contenido de ácido acético tiene la capacidad de combatir infecciones de quemaduras. En un algodón aplícalo en las zonas afectadas.

  • Infusión efectiva

    Agrega miel, hojas de fresa y menta, tomarla dos o tres veces al día para aliviar el dolor de garganta.

  • Humedece su habitación

    El vapor de agua y los humificadores protegen la resequedad del ambiente, así evitarás que tenga ataques de tos y se lastime la garganta. Agrega aceites esenciales como lavanda, eucalipto y menta, para disminuir la inflamación.

Con información de: Familias / Mundo Consejos

IMPORTANTE: mundoconsejos.com recomienda encarecidamente consultar a su médico antes de tratar cualquier remedio casero o natural. La información que presentamos muchas veces está basada en experiencias positivas que nos envían nuestros usuarios o comparten en internet y por eso siempre es recomendable la opinión de profesionales de la salud antes de llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento casero o natural.


Periodista, astróloga y amante de la cocina. Creo firmemente que escribir es, además de verbo, propósito.