Search

Era uno de los galanes más cotizados de la TV mexicana, pero ahora su destino cambió para siempre

Televisa es una de las empresas mexicanas con una gran cantidad de actores, quien logra salir en sus telenovelas o programas se vuelve famoso.

Son muchos los actores que han alcanzado la fama en dicha empresa y esto va de la mano con que puedan darse ciertos lujos, como lo son: casas de lujos, relojes caros, autos, trajes de los mejores diseñadores, viajes, comidas en los mejores restaurantes, etc.

Lo que nadie sabe es que muchas veces la presión, el estrés, la ansiedad que la fama encierra puede causar grandes estragos en el artista o cantante que es objeto de ella.

Tal como la historia de Jaime Garza, un actor muy famoso en México que hoy en día su destino cambió por completo.

Comenzó su grandiosa carrera de la mano de plaza sésamo, trabajo en compañía de actrices de la fama de Verónica Castro y Victoria Rufo llegando a ser muy popular su novela rosa salvaje.

Pero para este actor no todo fue bello, pues cayó en las drogas, un mal del que muy pocos actores se salva, sus inicios fueron desde tempana edad con el uso de sustancias psicoactivas siendo ellas el principio y el fin de su fama.

Poco a poco fue mermando su apariencia física y su comportamiento hasta el punto que dejaron de buscarlo para realizar trabajos en televisión, puesto que ya no era puntual y muy poco profesional. Aunado a esto fue víctima de un derrame cerebral, acompañado de diabetes y otros tantos problemas de salud que lo acarrearon a usar silla de rueda, influyendo que todo el dinero obtenido fruto de sus trabajos fuera gastado en pagos médicos.

1

Muy recientemente fue visto en televisión gracias a una entrevista que le realizaron y donde se ve muy desmejorado físicamente y donde hace la aclaratoria que perdió una de sus piernas en un accidente de moto y no producto de la diabetes como se había dejado colar en los diferentes espacios de farándula, de acuerdo al portal Universo Natural.

Dijo que le tuvieron que amputar la pierna y por ende, la vida le cambió y que ahora ve las cosas desde otra perspectiva y esto lo llevó a valorar más las cosas y las situaciones que lo rodean.


Líder y comelona.