Search

Si tienes tus almohadas amarillas el poder del limón te va ayudar

Toda persona está prácticamente obligada a utilizar ciertos artefactos para poder vivir en sociedad. Por ejemplo, todos necesitamos ropa para vestirnos y poder salir a realizar nuestras actividades.

Después de usarla, es lógico pensar que debemos lavarla para sacar la mugre que haya podido adquirir. Así, tenemos la posibilidad de volver a utilizarla en otra ocasión.

Sin embargo, no solamente debemos lavar ropa que utilizamos. Hay cosas que no salen de casa que también deben ser lavadas. Un ejemplo de ello son las sabanas, cortinas y hasta las toallas. Todos estos artefactos también deben ser lavados para que podamos seguir utilizándolos. No obstante, algo que cuesta mucho lavar y que indiscutiblemente lo necesita son las almohadas.
almohadas1

Aunque las almohadas solo las utilizamos para dormir, estas también se ensucian. De hecho, regularmente su color es blanco al comprarlas, pero con el paso del tiempo se ponen amarillentas. Esto se debe a la suciedad que han acumulado a través del tiempo. Además, si no las lavamos con frecuencia, puede convertirse en el hogar de ácaros y otras bacterias.

Si eres de las que ha lavado una y mil veces las almohadas, pero no cambian de color, no eres la única. Muchas amas de casa no logran quitar el color amarillento de las almohadas. Pero con el truco que te presentaremos a continuación ya no tendrás ese problema. Al usar esta solución natural, tus almohadas recuperarán su color original y quedarán muy limpias.

almohadas2

Qué necesitaremos:

  1. Agua limpia (3 litros).

  2. Jugo de limón (½ taza).

  3. Agua oxigenada (1 taza).

 

Preparación y uso:

Esta solución es muy fácil de preparar y mucho más barata que los detergentes convencionales. Lo único que debemos hacer es poner todos los ingredientes en un recipiente y mezclarlos. A continuación, meteremos las almohadas en esta sustancia por 15 minutos. Después llevaremos las almohadas a la lavadora y las lavaremos como de costumbre.

Al finalizar el ciclo de lavado, debemos ponerlas a secar en un lugar ventilado. Esto evitará que adquiera mal olor por causa del detergente. Con esto, tus almohadas recobrarán su color original y quedarán como nuevas.

Ahora que ya sabes cómo blanquear tus almohadas, no las dejes con ese feo color amarillento. Prueba este truco cuanto antes y notarás la diferencia. No olvides compartir este artículo en tus redes sociales con todas tus amigas. Así ellas también podrás enterarse de este fantástico truco de limpieza.

Con Información de: Estilo de Salud

IMPORTANTE: mundoconsejos.com recomienda encarecidamente consultar a su médico antes de tratar cualquier remedio casero o natural. La información que presentamos muchas veces está basada en experiencias positivas que nos envían nuestros usuarios o comparten en internet y por eso siempre es recomendable la opinión de profesionales de la salud antes de llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento casero o natural.


Francisco Dávila

Geek, Amante de las Hamburguesas y los vídeoJuegos