Search

¿Tienes comezón en tu zona íntima? Desaparece esa molestia echándote un vaso de agua con…

Todas las mujeres alguna vez han experimentado esa terrible sensación: piquiña en su zona íntima que no parece cesar con nada.

En la mayoría de los casos, esto se desarrolla cuando existe un desequilibrio en la población de microorganismos normales en la vagina. Esto puede suceder por varias razones, entre ellas la limpieza inadecuada de la zona, las duchas vaginales, entre otras. A este padecimiento se le llama vaginosis bacteriana.

Remedio natural

Vinagre de sidra de manzana. Este es uno de los remedios caseros para la vaginosis bacteriana que más funciona mediante el aumento de la acidez vaginal.

Como ya hemos explicado, esta condición aparece como resultado de una cantidad excesiva de bacterias malas, las cuales prosperan cuando la vagina no es lo suficientemente ácida.

Una forma de disminuir el nivel alcalino, y por lo tanto elevar el nivel de acidez, puede ser la introducción de un ingrediente que lo esto, sin causar ninguna irritación adicional a la vagina. El vinagre de manzana posee un pH ácido, pero no irritará la vagina.

¿Cómo usarlo?

Solo debes añadir 2 o 3 tazas de vinagre de sidra de manzana al agua de tu baño y sentarte en ella aproximadamente 20 minutos. Este será el tiempo suficiente para que el Ph de la vagina alcance los niveles apropiados de acidez.

Si ves que las molestias persisten, entonces visita a tu ginecólogo y pidele que te hable de métodos de prevención para la vaginosis bacteriana.

Con información de: Mundo Consejos

IMPORTANTE: mundoconsejos.com recomienda encarecidamente consultar a su médico antes de tratar cualquier remedio casero o natural. La información que presentamos muchas veces está basada en experiencias positivas que nos envían nuestros usuarios o comparten en internet y por eso siempre es recomendable la opinión de profesionales de la salud antes de llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento casero o natural.


Periodista, astróloga y amante de la cocina. Creo firmemente que escribir es, además de verbo, propósito.