Search
OVARIO WEBB

El síndrome de ovario poliquístico es causante de infertilidad y se manifiesta con…

El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es una enfermedad en la cual una mujer tiene un desequilibrio de las hormonas sexuales femeninas. Esto puede provocar cambios en el ciclo menstrual, quistes en los ovarios, dificultad para quedar embarazada y otros problemas de salud.

Muchas veces lo tenemos y no estamos enteradas, ¿cómo hacer? Primeramente quiero decirte que el paso más importante es no olvidar a tu ginecólogo ni dejar pasar mucho tiempo para las consultar. ¡La detección a tiempo puede salvarte la vida!

Ahora bien, como cada cuerpo es distinto, cada una puede tener o no los síntomas más comunes de esta patología, que si bien no es vida o muerte, no atenderla puede ser perjudicial para tus ganas de tener un hijo, sin embargo, las mujeres vivimos constantes cambios en nuestros cuerpos. Primero, el desarrollo. Luego, el embarazo. Y por último, la menopausia. ¡No salimos de una!

En fin, nuestros cuerpo no deja de liberar hormonas a toda máquina nunca y podemos ver y sentir las transformaciones, cambios y síntomas de ese proceso. Pero, ¿Cómo sabemos si todo es normal? Presta mucha atención y comparte con tus amigas, quizá alguna tiene el SOP y no lo sabe, ayúdanos a ayudar y toma nota de los síntomas:

  • EXCESO DE VELLOS EN TODO EL CUERPO. Incluso en los lugares donde nunca los habías tenido, ellos comienzan a aparecer. Incluyendo el rostro, brazos, zona púbica, piernas y hasta en la espalda.

  • CLICO MENSTRUAL DESORDENADO. Primero debemos reconocer que un periodo normal dura entre 4 y 7 días y vuelve en 21 o 28 días. Si el tuyo va o viene cuando quiere, deber ir al médico, pues este es el síntoma principal de esta patología.

  • AUMENTO DE PESO. Este síntoma es quizá el que más odiamos, pero si eres comelona, probablemente no sepas que el “sube y baja” de peso puede deberse a este síndrome que se ha vuelto enemigo de muchas mujeres en el mundo. Así que mucho cuidado.

  • ESPINILLAS Y GRASA. Cuando nos desarrollamos el metabolismo pasa por cambios gigantes, y es normal que se produzca la caspa, la grasa en el cutis, la sudoración excesiva y el acné. Sin embargo, al terminar este ciclo, lo normal es que las grasas del cuerpo se regulen, de modo que sí notas que estos signos no desaparecen, algo anda mal con tus hormonas.

  • CAMBIOS DE HUMOR. Este punto si puede confundirse con tu manera de ser. Sin embargo, si los cambios son tan bruscos como que hoy quieres hornear un pastel y mañana quieres asesinas a alguien ¡tú no estás bien! Y aunque te de risa o pienses (así soy yo) seguramente no has ido a ver qué pasa con tus hormonas, tu cuerpo y tu humor.

Dicho esto, espero que te pongas al día con tu salud.

Información: mundoconsejos.com

IMPORTANTE: mundoconsejos.com recomienda encarecidamente consultar a su médico antes de tratar cualquier remedio casero o natural. La información que presentamos muchas veces está basada en experiencias positivas que nos envían nuestros usuarios o comparten en internet y por eso siempre es recomendable la opinión de profesionales de la salud antes de llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento casero o natural.


Sólo sé que no sé nada.