Search

Mujer graba el ultrasonido para saber el sexo de su bebé, cuando el médico abruptamente le urge a que se DETENGA

Del embarazo, enterarse el sexo de tu bebé o si se trata de uno o de más de uno, son los momentos más emocionantes en la vida de un ser humano. Creo que todos lo que hemos sido padres, hemos pasado por ese momento que supera a casi cualquier otro.

Las mariposas que sentimos al enamorarnos no se comparan a las que sentimos cuando sabemos algo más de esa personita que cargamos dentro nuestro.

Para Jessica Capitani, su esposo y su madre, no era diferente

Sosteniendo la mano de su esposo y con su madre sosteniendo la cámara, la familia se preparaba para dar la mejor noticia de sus vidas en vivo en las redes sociales al resto de sus amigos y familiares, cuando de pronto el médico le pidió que por favor se detuvieran.

De acuerdo con la historia compartida en Little Things, Jessica comparte en el video que luego publicó que ella “pensó que el ultrasonido de ese día era sólo para averiguar el sexo de mi bebé. Fui tan ingenua y nunca pensé en las otras razones por las que se hace un ultrasonido”.

Estaban preparados para compartir la gran noticia con todos cuando una noticia inesperada la dejó con un montón de sentimientos que no podía reconocer.

Su bebé tenía Síndrome de Down

Otros problemas médicos fueron descubiertos en la salud del pequeño que crecía en el vientre de una madre que estaba dispuesta a todo por él. El médico les explicó que también sufría de hidrocefalia (exceso de líquido alrededor de su cerebro) y problemas del corazón.

Pero Jessica no estaba dispuesta a dejar de sentir mariposas por su bebé

Lo llamaron Caden, que en gaélico significa espíritu guerrero. Según la misma fuente, la familia de Caden, ni por un segundo dudo de traerlo a este mundo, nunca dejaron de sentir mariposas en el estómago por traídas por el espíritu luchador de Caden.

Caden hoy demuestra que él puede traer tanta felicidad como todos los bebés lo hacen a sus padres

Caden sigue lleno de vida y desafiando el diagnóstico de la ciencia. “Cada bebé es una bendición, y sólo por que un niño tenga Síndrome de Down, eso no lo cambia”, relata Jessica en uno de los videos más conmovedores.

Caden ahora tiene 10 años, y “disfruta de las cosas que los varoncitos disfrutan, conoce los planetas y los tiene colgados en su cuarto”, relata su madre con la cara llena de risa, mientras su padre no deja de admirarse por cuando Ceden “ha crecido”.

Caden es un milagro viviente nada lo detiene y hasta conoce al gobernador de Filadelfia

 

Su incomparable ternura, inocencia, y capacidad de disfrutar de esas cosas que nosotros no podemos porque nos hemos olvidado como ser niños, es más que un respiro de aire fresco.

Nada parece detenerlo, es el orgullo de sus padres. Y para Jessica y en sus palabras, “no hay nada mejor que volver a casa”.

Con información de: familias.com 


Líder y comelona.