Search

Marido detesta las fotos sexys de su esposa porque…

Victoria Caroline Boudoir definitivamente no esperaba una reacción como esta.

Con el paso del tiempo, con el matrimonio y la llegada y crecimiento de los hijos, muchas parejas se van sumergiendo demasiado en la vida cotidiana y la vida se siente más aburrida. Y, por eso, a veces surgen ideas para volver a darle un sabor “picante” a la relación. Hay muchos medios para hacer eso, y uno de ellos es la fotografía.

Pero no cualquier tipo de fotografía. Nos referimos aquí a fotos con un tono “sexy”, como el que quería la canadiense Victoria Caroline Boudoir.

Como regalo a su marido, la mujer (que es ella misma una fotógrafa de registros eróticos) pidió a un colega que le sacara retratos con poca o nula ropa y poses sensuales. Ella estaba segura de que su esposo estaría radiante con las fotos de la sesión… pero no. Y por un importante detalle: Boudoir le pidió a la fotógrafa que sacara todo rastro de celulitis y estrías de su cuerpo.

Y por eso, tras recibir las imágenes, el esposo le mandó un mensaje a la fotógrafa que retrató a su mujer.

“Recientemente recibí un álbum con imágenes que le tomaste a mi esopsa. Hay un tema sobre el cual me gustaría hablarte. Estoy con mi esposa desde que teníamos 18 años y tenemos dos bellos hijos“, comenzó.

“Ella a veces se queja de que no debo encontrarla atractiva, que no me culparía si encontrara a alguien más joven. Cuando abrí el álbum que me dio, mi corazón se hundió“, agregó.

¿Y por qué? “Estas fotos… si bien son bellas y es claro que tú eres una fotógrafa talentosa… no muestran a mi mujer”.

“Hiciste desaparecer cada uno de sus ‘defectos’. Y si bien estoy seguro que esto es exactamente lo que ella te pidió que hagas, quita todo lo que compone nuestra vida “, explicó el romántico esposo.

“Cuando le quitaste las estrías, quitaste la prueba de la identidad de mis hijos. Cuando quitaste sus arrugas, quitaste dos décadas de risas y preocupaciones compartidas. Y cuando quitaste su celulitis, quitaste su amor por la cocina y las golosinas que comimos en estos años”, detalló.

Y finalmente, el mensaje terminó con una reflexión notable: “No le digo a mi esposa lo suficiente cuánto la amo y la adoro como es. Lo escucha tan poco, que realmente pensó que estas fotos representan el cómo yo quiero que luzca”.

Por ese motivo no le gustó el concepto de las fotos. Y por ellas quedan varias lecciones: mujeres, aprecien más a sus hermosos cuerpos (aunque siquiera una persona diga que no es ‘perfecto’), y hombres, sean románticos y sinceros como este caballero.