Search

La triste historia de Zahara, la hija de Angelina Jolie que estuvo a punto de morir

Angelina Jolie y Brad Pitt conformaron una de las parejas más queridas y estables de Hollywood, teniendo millones de seguidores en el mundo que estaban pendientes de cada uno de sus pasos; sin embargo, remecieron el espectáculo al revelar que se separarían y el divorcio fue más que polémico, y fue la actriz quien terminó quedándose con la custodia de sus 6 hijos, entre ellos Zahara Jolie-Pitt.

Como se recuerda, Zahara fue dada en adopción en el año 2005 a Angelina cuando solo tenía 6 meses de nacida, y fue su madre biológica Mentewab Dawit Lebiso, quien decidió entregarla, y hoy lleva una vida llena de lujos y comodidades, pero fue en enero que la mujer hizo una petición a la actriz.

 “Pido a Angelina que me deje hablar con ella. No creo que sea mucho pedir”, manifestó, además agregó que:  “No quiero que me devuelvan a mi hija, solo quiero poder estar en contacto con ella y llamarla de vez en cuando, quiero ver su cara antes de morir”, fue el pedido que realizó y lo hizo público en el Daily Mail.

La mujer es proveniente de Etiopía y reconoció que Angelina fue “más que una madre para ella”, pero eso no quiere decir que no la eche de menos, según Mentewab, ella piensa todos los días en su hija. “Sé cuándo es el día de su cumpleaños pero me siento muy triste por no poder celebrarlo con ella. Me gustaría tanto poder celebrar un cumpleaños con ella y pasar unos días especiales”, confesó.

SU TRISTE HISTORIA

La pequeña nació con desnutrición, ya que ni su mamá y abuela lograban conseguir comida para alimentarla, algo que llevó a la madre biológica a la desesperación, a tal punto que decidió caminar hacia el desierto y perderse para no verla morir.

La abuela de Zahara no tenía fuerzas para encargarse de ella, por lo que tuvo que entregarla en adopción, justo en los días que Angelina se encontraba como embajadora de buena voluntad de la UNICEF en ese país, y cuando visitó un orfanato en el lugar, decidió adoptarla.

La abuela de Zahara no imaginó que su hija aparecería tres semanas después muy deshidratada, y al enterarse que la pequeña fue adoptada lloró mucho, aunque también se alegró de que siga con vida.

“Mi hija ha crecido hasta convertirse en una mujer muy hermosa y estoy muy orgullosa de ella… Todos morimos algún día y antes de morir me gustaría que Zahara supiera de mí y ella tiene familia aquí en Etiopía. Pido a Angelina que me deje hablar”, sentenció la mujer.

ASÍ LUCE AHORA

 

ES MUY FELIZ