Search

Estos son los ingredientes secretos de 4 productos que comes frecuentemente… ¡Son repugnantes!

Aquí te mostraremos los ingredientes secretos de 4 productos que consumimos a diario y te harán dudar al momento de comprarlos. Cuando descubras esos ingredientes, te llevarás una gran sorpresa.

Cuando consumimos distintos productos a diario, no reparamos en los ingredientes que contienen. Poco nos importa, lo que prevalece en el momento de la compra es si el producto es agradable al gusto.

Sin embargo, los productos que adquirimos de las tiendas también contienen algunas sustancias que si supiéramos realmente cómo se fabrican, quizás nunca los compraremos. Aquí te dejamos los ingredientes ‘secretos’ de 4 productos:

1. Gomitas

Son realmente muy deliciosas, pero muy pocos saben cómo se hacen. Las gomitas provienen de los cerdos. En primer lugar, los cerdos son desinfectados y asados antes de tener la piel pelada. Después, la carne se amontona en una máquina que convierte la piel en un pegote congelado. A partir de ahí, la gelatina se prepara en cuerdas, y milagrosamente se transforma en trozos de caramelo masticable de tamaño apto para comer, de acuerdo al portal Todos en salud.

2. Palitos de cangrejo

Están hechos a base de un marisco procesado hecho de almidón y pescado blanco finamente pulverizado (surimi), conformado y curado para simular carne de pata de cangrejo de nieve, o cangrejo araña japonés. Sin embargo, la cantidad de carne de cangrejo empleada es cero. La empresa Sugiyo de Japón produjo y patentó por primera vez la carne de cangrejo de imitación en 1973 mediante un tipo de escamas llamadas Kanikama.

3. Pringles

No son papas fritas. En lugar de esto, la compañía empieza con una mezcla de arroz, trigo, maíz y copos de patata, y los mezcla para darles forma.

De hecho, se podría decir que estas papas no son papas en absoluto. La masa de estos snacks se despliega como una hoja de pasta de galleta ultrafina y se les da la forma que tienen mediante una máquina.

4. Zumo

Si se trata de zumo a base de concentrado, el jugo es calentado para que el agua se evapore, o también se puede ultrafiltrar para luego ser concentrada mediante la técnica de ósmosis inversa. Luego, el agua se agrega al concentrado y se mezcla para lograr un jugo de “calidad”. Al final se envasa de manera que se protejan los componentes de los efectos de la luz, el aire y la temperatura.


Periodista, astróloga y amante de la cocina. Creo firmemente que escribir es, además de verbo, propósito.