Search

Esta mujer metió al bebé en una bolsa y lo lanzó porque… (VIDEO)

En este vídeo verás qué tan lejos puede llevar a alguien una situación desesperada. Los desastres naturales que vivimos en cada parte del mundo son sólo una muestra de la fuerza de la naturaleza expresándose con ira y violencia. Evidencian cuan frágiles somos las personas ante semejante poder y arrasan en minutos con lo que nos llevó toda una vida construir. Cuando un desastre natural ataca no hay nada que lo pueda evitar, no hay forma de prevenirlo y lo único que podemos hacer es esperar que este no sea nuestro final.

Pero, como veremos en este vídeo, también es de vital importancia estar lo más tranquilos posible para así tomar de forma asertiva decisiones cruciales que pueden hacer la diferencia entre vivir y morir máxime si tenemos bajo nuestra responsabilidad personas cuya vida depende enteramente de nosotros.

Esa capacidad para mantenerse enfocado pese a las adversas circunstancias llevaron a Rosa Emilia Villalta a tomar una difícil pero crucial decisión. Ella es oriunda de la localidad de Matina en Costa Rica. El día que el impresionante suceso ocurrió, se encontraba en compañía de su vecina Johanna Barboza y su bebé de tan sólo tres mesecitos de edad.Con anterioridad habían fijado aquel día para reunirse ya que tenían asuntos pendientes que resolver, jamás imaginaron la prueba de temeridad que el destino les aguardaba…

Las impresionantes lluvias que han azotado parte de la región caribe en los últimos días tienen a diversas poblaciones sufriendo terribles estragos producto de inundaciones y deslizamientos de tierra, ya se han cobrado varias vidas y como veremos en este vídeo, si no hubiera sido por la oportuna intervención e ingenio de esta mujer ya habría un nombre más en las siniestras listas.

A causa de una tormenta como hacía años no se veía en la zona, el dique del río Chirripo se rompió y puso todas las viviendas que se encuentran cerca a este, en un alto peligro de ser arrasadas por la corriente.

Una de dichas viviendas fue la de Rosa Emilia. Ambas mujeres se encontraban en la sala de la casa cuando escucharon un ruido muy fuerte, no explosivo, sino penetrante y continuado, escucharon gritos y alboroto por todas partes. Cuando se asomaron por la ventana alcanzaron a ver como grandes corrientes de agua se acercaban con furia hacia el sitio donde se encontraban. De inmediato comenzó a meterse el agua por la parte de abajo de las puertas y ellas en ese momento supieron que se trataba de una grave inundación.

Temieron por los enseres de la casa, pero entonces escucharon todas las estructuras de la vivienda crujir con fuerza, en ese momento ya lo único que les importaba era salvar sus vidas, sabían que el río podría arrastrar el edificio sin problemas y a ellas con él. Como salir no era una opción, decidieron subir a la azotea, ese era el lugar más alto al que podrían llegar para huir del agua que alzaba su nivel con una increíble velocidad.

Desde otra vivienda que se encontraba en mejor posición y con una ruta de escape aún despejada, dos hombres intentaban hallar la manera de rescatar a ambas mujeres y al bebé. Rosa Emilia sabía que tenían que actuar con rapidez y la prioridad era salvar al bebé de su vecina y amiga.

Respiro profundo y se le ocurrió una idea. Botó todo lo que había en un bolso y metió al bebé en él, lo ató con todas sus fuerza con una cuerda y sin pensarlo dos veces arrojó el bolso con el niño adentro hacia los dos hombres que prestaban su ayuda.

En medio de la confusión le costó ver si su plan había dado resultados pero luego de unos minutos los hombres celebraron tener al niño. Al cabo de un periodo, que para ellas fue eterno, personas de su comunidad y miembros de un equipo de rescate pudieron sacarlas de la inestable vivienda, de acuerdo al portal colombiano Cool Cloud.

Ahora se encuentran en un refugio a la espera de que las autoridades les ayuden a recuperar sus hogares.

Mira en el vídeo a continuación la noticia completa y compártela para celebrar el ingenio y heroísmo de esta valiente mujer:

¿Qué te ha parecido? Comparte esta nota entre tus amigas. 


Líder y comelona.