Search
patilla

Sí encuentras estas grietas al abrir una sandía NO debes comerla. Aquí te explicamos por qué…

Para muchísimas personas no hay nada más delicioso y refrescante que comer un buen trozo de sandía. Además de ser hidratante, esta fruta tiene muchos beneficios para nuestra la salud. Esta fruta que se consume principalmente en verano, nos proporciona gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Debido a que tiene una baja cantidad de calorías y al ser refrescante, es muy apreciada en dietas, porque ayuda a controlar los niveles de ansiedad.

Se ha demostrado que sus semillas también son beneficiosas para el organismo, pero muchas personas las tiran sin saber que estas semillas contienen citrulina, un compuesto con poderosas propiedades antioxidantes.

Según lo anterior, las semillas de sandía ayudan a dilatar los vasos sanguíneos y son perfectas para tratar la hipertensión y la aterosclerosis, la angina de pecho, también eliminan piedras en los riñones, los parásitos intestinales y funcionan como laxante natural.

Cuando NO consumir la sandía…

Desafortunadamente, no todo es tan bueno, aquí te mencionaremos un punto importantes que muestran cuando NO debes consumir esta fruta.

Esto porque pones en peligro tu salud, así que pon atención a lo que leerás a continuación:

Si cortas la sandía y ves grietas grandes dentro de ella, no es una buena señal. Estas grietas aparecen debido al uso de una sustancia que se utiliza para el crecimiento de la fruta. Es un químico que se conoce como “forclorfenurón”, con el cual se pulverizan los frutos para acelerar el crecimiento de las frutas.

De acuerdo al portal Sugerencias de salud, el problema principal de este químico es que al ingresar al organismo puede generar cáncer y problemas neurológicos, los cuales son muy difíciles de sanar. Así que es recomendable evitar consumir la sandía cuando se encuentre en este estado.


Periodista, astróloga y amante de la cocina. Creo firmemente que escribir es, además de verbo, propósito.