El amor es un acto de fe, y quien tenga poca fe, también tendrá poco amor

el amor es un acto de fe

Esta es la definición del amor por Erich Fromm, y agrega: porque significa comprometerse sin ningún tipo de garantías, entregarse a la persona amada con la esperanza de producir amor.

Y yo tengo que decir: concuerdo con él. Ciertamente para que exista amor debe haber una especie de fe en la persona amada y en el futuro de la relación.

La fe de que “todo va a estar bien”, de que a pesar de las dificultades, los problemas y las diferencias, podrán salir juntos adelante… la fe de que el amor va a estar encendido.

Ahora bien, esta fe debe estar acompañada de una actividad constante (lo que hemos llamado antes en mundo consejos: pequeños detalles diarios), ya que, si tenemos fe, quiere decir que debemos preocuparnos por el estado de esa persona, preocuparnos por cómo se siente (tanto física como sentimentalmente) y hacer cosas por ella.

Una fe activa, una fe que puede verse y sentirse, no sólo es un “decir”, son actos que demuestran que la fe por ese amor es verdadera.

Una fe sin actividad, sin demostración, es como una noche sin estrellas y luna que brillen y alumbren, es una fe muerta, que no se ve ni se siente, una fe oscura.

Si te gustó... ¡compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Comentarios

  1. el amor es lo mas lindo que tenemos en esta vida siempre y cuando sea correspondido