Search

Cristian Zuárez sobre Laura Bozzo: ella es “como una droga” porque…

La pareja por la que nadie apostaba duró más de 17 años. Laura Bozzo y Cristian Zuárez se conocieron en un set de televisión, y el amor entre ambos fue siempre como un capítulo de talk show, al menos eso era lo que veía la gente. De las puertas para adentro, nadie sabe.

Cristian Zuárez llegó al Perú como parte de un grupito llamado ‘Complot’ que no tenía mayor fortuna hasta que se topó con Laura Bozzo y comenzó a visitar con frecuencia América Televisión.

El chico de apariencia frágil, mirada vivaz y por ratos coqueto hizo clic con Bozzo, a quien ya entonces le había contado su historia triste en Argentina, país donde nació, y donde trabajó vendiendo empanadas en la calle para mantener a once hermanos.

Mucho tiempo después, en el ‘reality’ que conducía Beto Ortiz, las verdaderas por dinero saldrían a la luz, en el sillón rojo: “Yo estaba promocionando mi grupo y ella era muy conocida en ese momento. Todo era una estrategia de marketing, un romance ficticio que se creó”.

Cristian Zuárez solía decir a la prensa que Laura lo flechó. Fue tal el amor que le compuso una canción llamada ‘Se siente’ que si la escuchan es un himno a la conductora. En este amor contradictorio, como todo amor al fin, lo cierto es que ella estaba terminando un largo matrimonio con el abogado Mario de la Fuente Balarezo, con quien tuvo dos hijas, Alejandra y Victoria. Y él estaba aquí en Lima, sin mayor ocupación que ir al programa todas las veces que ella lo quisiera. Y todas las veces eran todas, así que se hizo parte del ‘staff’ no oficial.

Luego de veinte años de matrimonio, Laura se separó. Era el año 2000. Dos años después se divorció. Pero ya en el 2000, el romance de Laura y Cristian era noticia de la prensa de espectáculos. Se hablaba de la diferencia de edad, y los rumores daban cuenta de que el argentino solo quería dinero. ¿Qué diablos era ‘Complot’ para tener tanta pantalla en el canal de más audiencia? ‘Complot’ no era nada, pero estaba Cristian y eso le aseguró cierta fama al grupo.

De ser el novio e infaltable acompañante de Laura, Cristian pasó a ser productor. O así se presentaba.

Cristian no era una víctima, pero debe sentirse feo estar aclarando eternamente que no era el mantenido en la relación, que era artista y que trabajaba duro por Laura.

Cuando el romance cumplió 14 años, él dijo a El Comercio lo siguiente: “Yo tampoco apostaba, quizás por el carácter que tenemos y porque era una relación nueva. Hemos pasado juntos, cosas muy bonitas, pero también difíciles. Cuando Laura me llamó para avisarme del arresto (domiciliario), estaba a punto de firmar contrato con Sony Music. El ejecutivo que estaba a mi costado al escuchar lo que había ocurrido, dijo “qué bueno, ahora vamos a vender más discos”. Entonces, tiré el lapicero en la mesa, me paré y me fui”.

Este amor que fue un buen show siempre tuvo las cámaras cerca. Cristian creció con Laura Bozzo, y Laura Bozzo lo trataba como el verdadero ‘desgraciado’ que tanto abundaba en sus programas.

Zuárez enamorado hasta empalagar definió así lo que Laura significaba para él: “Es mi otra mitad. Laura es una mujer que cuesta conocer, pero cuando la conoces es como una droga, te vuelves adicto a ella y no la puedes dejar. Es mi única droga, nunca he probado otras, ni cigarro ni alcohol…, soy abstemio. Creo que todo eso que nunca tuve, lo tengo en ella. Me hace tomar cinco Red Bull diarios para aguantarla…”.

Es imposible hacer una cronología de todas las veces que mostraron su amor y sus ganas de separarse. Es imposible saber qué pasaba entre los dos, pero cuando él se borró el tatuaje que tenía de ella en su pantorrilla varios pensaron que el final estaba cerca. No se equivocaron.

Ahora, en medio de este nuevo escándalo de infidelidad, el show no ha terminado. Laura Bozzo dice que nunca estuvo segura del amor de él y que por ello no se casó. Laura dice que siempre lo va a querer, pero no perdonaría los cuernos. Laura dice que espera una última conversación para dar todo por terminado. Mientras llega la certeza (y no el perdón), Laura anuncia que viene al Perú, que presentará un libro, que tiene varias sorpresas. Cualquiera diría que es otro show.

Con información de: peru21.pe


Líder y comelona.