Search

Abusan brutalmente de esta mujer y ella, entre lágrimas, hace algo insólito luego…

Amber Amour, de 27 años, colgó una historia que ha hecho reaccionar a miles de personas en todo el mundo.

En lugar de guardarse sus emociones y sufrir en soledad, acudió a las redes sociales para contar su horrible experiencia tras ser abusada violentamente.

Puede que sea percibida por muchos como una historia poco agradable, pero creemos que es importante arrojar luz sobre este tema tan importante.

Amber, de Nueva York, tenía 24 años cuando inició un viaje por todo el mundo dando charlas sobre violencia sexual y fue ella misma víctima de una violación.

A mitad de su viaje, en la ciudad de Cape Town, en Sudáfrica, las cosas se empezaron a torcer. Ahí mismo, durante su gira activista contra la violencia sexual, Amber fue violada por un hombre en la ducha.

Antes de esa noche había conocido a ese hombre en un bar cerca de su hostel. Cuando él la invitó a ducharse con él, ella aceptó. Ella había estado enferma durante 2 días y no había agua caliente en su hostel, así que se moría por tomar una buena ducha. Estuvo de acuerdo en tomar la ducha pero no en tener sexo. El hombre entonces la violó violentamente varias veces en la ducha.

Pero Amber hizo algo poco usual entre las víctimas de violación. Tan sólo momentos después de lo ocurrido se tomó fotos y también de su alrededor y las colgó en las redes sociales, compartiendo los terribles detalles de lo que había pasado con todo el mundo.

“Supe inmediatamente que no podía mantener lo que pasó en secreto. Ahí estaba yo, diciendo a las supervivientes cada día que debían hablar. Sabía que tenía que practicar lo que predicaba”, explicó. “Así que lo primero que hice fue tomar esta foto y escribir un post, describiendo lo sucedido”.

Su post decía:

“Ocurrió tan sólo hace minutos, pero a veces estas cosas pasan tan rápido que es difícil recordar detalles.. He estado enferma durante los últimos 2 días y hoy era mi primer día fuera. Fui a mi viejo hostel para dejar una nota a un amigo, Nick. Había otro chico ahí, Shakir, quien trataba desesperadamente flirtear conmigo. Le besé una vez, pero parecía tan borracho que le dije que no era buen omomento, ya había conocido a alguien. Antes de irme, me fui escaleras arriba para saludar a otro amigo, Clyde, de Estados Unidos. Shakir me siguió escaleras arriba y dijo que iba a darse una ducha. Me invitó a unirme. Le dije que sí porque el agua en mi hostel era bastante fría y tras 2 días enferma realmente quería una ducha caliente. Tan pronto como me metí en el baño, me obligó a ponerme de rodillas. Le dije “¡Para!”, pero se volvió más violento. Me levantó y puso su pene en mi vagina. Le dije que parara, de nuevo, mientras empecé a llorar. Cuando la metió en mi ano me desmayé. Me desperté minutos después y le vi tratando de salir por la puerta. Cuando vio que estaba despierta volvió para terminar conmigo en la ducha. Tengo todos estos jodidos sentimientos que se tienen después de una violación…vergúenza, asco, sufrimiento. Estoy aquí, sola, y cualquier rastro de ADN ha sido eliminado en la ducha. La policía sudafricana tan sólo entornó sus ojos cuando entré. Me sentí peor que nunca. Ni falta hay que decir que voy a desaparecer por un tiempo. Tan sólo necesitaba disfrutar del sol y llamar a mis amigos y familia en Estados Unidos. Os quiero mucho. Gracias por estar ahí para mí. Más razones para continuar @stoprapeeducate. Pero no hoy, hoy necesito un descanso #StopRapeEducate”

Puedes leer todo el post de Amber en inglés aquí abajo. Advertencia, su post contiene una descripción gráfica de la violación aquella noche.

2

Después de su publicación recibió muchísimo apoyo por su valentía a la hora de compartir su vulnerabilidad con el mundo, pero también recibió críticas por su forma de actuar antes de la violación.

Se quedó en Sudáfrica unas semanas después de su odisea para continuar su campaña, así como lidiar con la policía Sudafricana y la embajada estadounidense sobre el caso de violación. Continuó contando su historia y sus experiencias a través de las redes sociales, donde también habló de las críticas negativas.

En otro post dijo:

“Mi visión sobre el asunto de la violación. Gracias por ser tan amorosos y darme apoyo durante este tiempo. Vuestros mensajes me llevarón a tomar medidas y defenderme y a todos los supervivientes de violaciones. Para quellos que ME CULPAN o a cualquier otro superviviente por ahí, quiero que sepan que sois la razón por la que soy tan brutalmente honesta. Podría haber ocultado detalles, podría habérmelos guardado para mí, pero NO. Necesitáis saber la verdad y conocer la realidad de la situación. No importa lo que haga esa persona, no es una invitación a una violación. No importa si le besé, no importa si estaba borracha, no importa si dije sí a ducharme. Nunca supuse que iba a ser violento conmigo. Nunca dije que me hiciera sangrar, nunca le dije que me violara. Pero así es como fueron las cosas. No necesito dar explicaciones pero si os preguntáis POR QUÉ me tomé una ducha con él, estaba escrito en el texto, había estado enferma por una intoxicación alimentaria durante 2 días y necesitaba quitarme el sudor. Mi alojamiento sólo tenía agua fría (¡los problemas del tercer mundo son reales!) y parecía un milagro que me ofrecieran una ducha caliente. Pero esas no eran sus intenciones, porque tan pronto como tuvo oportunidad, me tiró al suelo e hizo lo que quiso. Tratar con una violación es bastante difícil, pero lo que viene después es a menudo más traumático. Pero hice esto por tí y por mí. La embajada de EEUU y la policía Sudafricana me han dado mucho apoyo y él podría ser arrestado esta semana. Gracias por el amor. Y para los que culpan a las víctimas, os envío amor, paz e iluminacón para que también podáis iluminarnos anosotras”.

No hay justificativo para ningún tipo de asalto sexual. Si la persona quiere decir no, esto SIEMPRE debe ser respetado. Todo excepto sí significa no. 

Por favor, considera compartir la terrible pero poderosa historia de Amber para demostrar tu apoyo a todas las víctimas de violación.

Con información de: es.newsner.com


Periodista, astróloga y amante de la cocina. Creo firmemente que escribir es, además de verbo, propósito.