Search

8 razones por las que tu mujer te va a dejar por otro hombre

Enhorabuena. Eres uno de los pocos hombres del mundo lo suficientemente afortunado de haber encontrado una mujer de calidad con la que eres compatible. Todo parece ir bien y eres feliz. Estás increíblemente contento con cómo van las cosas y esperas que sigan así. Hay una sensación de estabilidad, seguridad, y consistencia en tu relación y no quieres que nada cambie de momento.

Pero de pronto, ella se levanta y sale de la relación. No lo viste venir. No mostró señales. ¿O lo hizo?

Mientras que las relaciones tienen el potencial de ser experiencias increíblemente geniales y de enriquecimiento social, también tienen el poder de agobiar a la gente. Tienes que considerar la posibilidad de que aunque las cosas parezcan ir bien para ti, tu chica puede no compartir los mismos sentimientos. Tienes que estar abierto a la idea de que aunque no estés experimentando problemas en la relación, puede ser porque tú eres el problema.

Las mujeres no son normalmente conocidas por levantarse e irse por capricho. Normalmente no son tan impulsivas y apresuradas como los hombres cuando se trata del amor. De hecho, muchas mujeres tienen la fortaleza de destacar ciertas cosas en la relación incluso cuando las cosas se ponen difíciles. Así que si ella te dejó, es muy probable que lo haya estado pensando bastante tiempo. Te dio algunas oportunidades para cambiar, pero nunca aprovechaste las oportunidades. Ella se cansó y te dejó.

Todas las relaciones son únicas, y las mujeres pueden elegir dejarte por diferentes razones. Puede ser difícil generalizar el por qué una mujer te ha dejado, pero hay ciertas tendencias emergentes. Hay algunos comportamientos agobiantes que muestran los hombres que pueden llevar a las mujeres a un punto de inflexión. Si te encuentras culpable de muchas de las cosas que te contamos a continuación, entonces es mejor que hagas algunos ajustes pronto. No querrás que tu chica te deje sin previo aviso. No querrás que te deje.

  1. Siempre estás de mal humor

Siempre creas mal rollo por donde vas. Recuerda que no mucha gente aguanta la energía negativa. Si siempre estás desprendiendo energía negativa cuando estás con ella, no puedes esperar que se quede contigo mucho tiempo.

  1. Te pilla mintiéndole

La deshonestidad no tiene lugar en ninguna relación amorosa. Ni siquiera deberías mentirle. Y aún así, lo haces de forma contínua y siempre te pilla. No va a aguantar ese tipo de comportamiento.

  1. Estás herido

Aprende a dar rienda suelta y vivir las cosas un poco. Vete de aventura. Deja de sentir esa necesidad de controlar la situación. Deja de ser tan serio. Aprende a ser inmaduro y a ser como un niño de vez en cuando. Esto relaja la tensión en cualquier relación.

  1. Eres aburrido y predecible

No haces un esfuerzo para traer un poco de sabor a la relación. Te has acomodado en una rutina aburrida y predecible. A nadie le gusta aburrirse, así que no te sorprendas si ella te deja por una vida más excitante.

  1. No haces un esfuerzo por escucharla

¿Alguna vez has intentado ser ignorado a pesar de tener una gran necesidad de expresarte? Es frustrante ¿verdad? Así es como se siente cada vez que decides no escucharla cuando quiere hablar contigo. Como pareja, siempre espera que estés ahí cuando necesite desprenderse de algo. Cuando no la escuchas, termina sintiendo que no valoras su opinión y que eres un egoísta.

  1. La criticas muy a menudo

Eres un poco suelto con tus críticas y juicios. Siempre le haces sentir mal por quien es como persona y necesita un descanso de toda la presión. Necesitas hacer un esfuerzo para hacerla ser una persona fuerte y con confianza. No deberías destruirla.

  1. Te niegas a hablar con ella sobre temas delicados

Si te niegas a abrirte con ella, básicamente le estás diciendo que no confías lo suficiente en ella para permitirte ser vulnerable. Ella acabará sintiendo que no te importa mucho porque no la dejas entrar en tu mundo.

  1. No pasas suficiente tiempo con ella

El tiempo es siempre la mejor cosa que le puedes dar a una persona. Si no le das a ella el tiempo que necesita, no te sorprendas si busca a alguien que lo haga.