Search

7 motivos por los que los hombres tienen miedo a comprometerse

No nos engañemos, si bien los hombres a menudo repiten que el casamiento solamente es un trámite y no cambia nada en la vida de los cónyuges, por lo general tienen mucho miedo a dar un paso decisivo cuando llega el tiempo. Por más que estar soltero en la actualidad esté muy de moda, y que hoy en día la gente contraiga matrimonios más tarde que todavía hace 10 o 20 años, esta característica de los caballeros prácticamente no cambia. Las que, al fin y al cabo, sueñan con formar una familia con “media naranja”, son principalmente las mujeres. ¿Por qué pasa esto? A continuación te vamos a enumerar las 7 razones más importantes de esta tendencia masculina.

1.- Corazón hecho pedazos

Si te gusta un chico y estás segura de que se trata de un sentimiento recíproco, pero se aferra a lo que sea con el fin de no formalizar vuestra relación, fíjate en los detalles de su pasado. Muchas veces son las malas experiencias con las mujeres las que provocan tal reacción. Si tu ser querido tiene (o ha tenido en algún momento) un corazón roto por alguna mujer fatal, que no te extrañe que se vea insensible. Apostamos que en su tiempo se prometió no volver a creer en las palabras de ninguna representante del género opuesto…

2.- Demasiada presión

A los hombres en general les encanta la sensación de libertad y despreocupación de la que pueden disfrutar en su vida. Por consiguiente, apenas escuchan algo sobre los vastos demás de las relaciones, bodas, casamientos, hijos, familia, vida en pareja, etc. suelen dar un paso atrás de inmediato. Lo mejor que puedes hacer al respecto es darle tiempo para procesar la idea: no lo inundes con tus ideas ni mensajes, porque puede terminar haciendo todo lo contrario. En vez de ello, demuestra que eres una mujer hecha y derecha. ¡Cuando empiece a admirarte, todo irá mejor!

3.- Cuestiones de la madre naturaleza

Otro factor responsable por la aversión que los hombres sienten hacia el compromiso está relacionado con pura biología. Cabe destacar que la libido masculina es mucho más difícil de controlar y “suprimir” que la de las mujeres. Además, por naturaleza suelen ser más infieles a sus parejas (y esto fue confirmado por unas investigaciones científicas realizadas en Suecia). Esta inclinación es propia sobre todo de los hombres con un gen alelo 334. En otras palabras: por más increíble que esto parezca, a veces simplemente no pueden controlar sus comportamientos…

4.- Egocentrismo

Aunque nos duela reconocerlo, las mujeres son mucho más dispuestas a sacrificios por el bien de su amor. Los chicos, cuando no tienen ganas de verlos, o quieren seguir con otros planes, simplemente cancelan la cita o informan a sus novias de que no van a poder verlas. Aunque es generalmente sabido que les hace mucha falta un “espacio propio”, es necesario conocerlos bien antes de llegar a mayores en cuestión de la relación. Intenta entender sus comportamientos o hablar sobre ellos, cuando haga falta, pero evita echarle la culpa por lo que hace. Solo entonces tendrás oportunidad de ganarle.

5.- Propensidad a la caza

Otro factor “natural” que puede quedar relacionado con este delicado asunto es la innata necesidad que los hombres tienen de escoger sus parejas. Puesto que les gusta mucho esforzarse para conquistar a sus mujeres, no es de extrañar que teman el compromiso que, por lo general, pone fin a dichos comportamientos primigenios. La solución es fácil: lo que hay que hacer para atraer toda su atención es seguir sorprendiéndolo y provocando su asombro. ¡Un hombre permanente intrigado por su mujer, es un hombre conquistado!

6.- Síndrome de Peter Pan

Los hombres actuales, con más frecuencia que nunca tienden a demostrar los síntomas propios del llamado síndrome de Peter Pan. Si tu “otra mitad” se interesa sobre todo por las fiestas, salidas con sus amigos y cosas que parecen tener poca importancia para la gente común de su edad, pero al mismo tiempo se comporta como si la juventud durase toda la vida, aparentemente es uno de ellos. En este caso, te va a ser difícil desempeñar la función de “Wendy” y cuidar de un niño eterno. Hay cosas que ni siquiera el amor más profundo es capaz de cambiar en un ser humano…

7.- Carencia de vínculos

El último punto en nuestro listado tiene que ver con sus propios lazos familiares. El rechazo al compromiso en una relación puede partir de ciertas experiencias de la infancia. Si tu pareja alguna vez se ha sentido abandonado por sus padres, o si ha tenido que soportar su hostilidad, puede que no quiera fortalecer las relaciones entabladas durante su vida adulta. ¿Podrías agregar algo más al contenido de esta publicación?


Líder y comelona.