Search

7 consecuencias graves que pueden suceder por falta de proteínas

La proteína es el bloque de construcción de sí mismo. Es el bloque de construcción de sus músculos y también está presente en los alimentos que van a aumentar su metabolismo y el potencial de quemar grasa. Nada es más importante que la proteína. Es realmente el combustible que motiva y realmente apoya a su cuerpo en la construcción de tejidos y células sanas.

Las proteínas son largas cadenas de aminoácidos esenciales para el desarrollo del organismo. Los aminoácidos son moléculas que obtenemos a través de nuestra dieta y se pueden encontrar en muchos tipos de alimentos diferentes.

La proteína funciona como combustible del cuerpo y te ayuda a construir tejidos y células sanas. Además, acelera el metabolismo y te ayuda a quemar grasa.

Puedes obtener proteínas tanto de fuentes animales como vegetales, y en esta tabla te resumimos las mejores.

Muchos órganos vitales, músculos, tejidos e incluso algunas hormonas del cuerpo están hechos de proteínas. Además, estas crean hemoglobina e importantes anticuerpos y están involucradas en casi todas las funciones del cuerpo.

En pocas palabras, sin proteínas no existiríamos.

Según el USDA, la ingesta mínima diaria recomendada de proteínas para adultos que tienen un peso y un nivel de actividad medio es de 56 gramos al día para los hombres y 46 gramos al día para las mujeres.

Consecuencias de la deficiencia de proteínas

El investigador de la clínica Mayo, Jan van Deursen, descubrió que ciertas proteínas juegan un papel muy importante en el envejecimiento.

En su investigación, van Deursen y su equipo crearon ratones genéticamente modificados que tenían una deficiencia de proteína BubR1. Finalmente demostraron que estos envejecían de cuatro a cinco veces más rápido que los ratones normales.

El estudio afirma que esto pasa en el cuerpo humano también. Una deficiencia de proteínas puede conducir a cataratas, problemas cardíacos, cifosis o atrofia muscular. Otras consecuencias de la falta de proteínas son:

  • Ralentización del metabolismo
  • Problemas para perder peso
  • Problemas en la construcción de masa muscular
  • Bajos niveles de energía y fatiga
  • Mala concentración y problemas para aprender
  • Cambios de humor repentinos
  • Dolor en músculos, huesos y articulaciones
  • Cambios en el azúcar en la sangre que pueden conducir a diabetes
  • Lenta cicatrización de heridas
  • Baja inmunidad

1- Te sientes más ansioso y de mal humor

Los aminoácidos son los componentes básicos de los neurotransmisores que controlan el estado de ánimo. Las proteínas ayudan al cerebro a sintetizar hormonas como la dopamina y la serotonina, que ayudan a generar sentimientos positivos.

2- Tienes el colesterol alto

El colesterol alto y los triglicéridos no sólo son provocados ​​por el consumo de alimentos grasos, sino también por la inflamación y los desequilibrios hormonales a causa de dietas ricas en azúcares y productos ultraprocesados. De hecho, algunos estudios incluso han encontrado una relación inversa existente entre la ingesta de proteínas y el riesgo de sufrir enfermedad cardíaca.

3- Tienes menos energía

Una dieta baja en proteínas puede conducir a una pérdida de músculo (o atrofia muscular), fatiga e incluso aumento de peso.

4- No duermes bien

El insomnio a veces puede estar relacionados con niveles inestables de azúcar en la sangre, un aumento del cortisol (hormona del estrés) y una disminución en la producción de serotonina. Estos cambios de azúcar en la sangre continúan durante la noche. Por ello, comer alimentos ricos en proteína antes de acostarte puede ayudarte a producir triptófano y serotonina. Además, ralentiza la absorción de azúcar durante la comida, lo que mejorará tu descanso.

5- Sufres falta de concentración

La proteína es necesaria para el funcionamiento neurológico. La niebla en el cerebro, la falta de concentración, la escasez de motivación y los problemas de aprendizaje pueden ser síntomas de que tienes bajos niveles de proteína.

Los neurotransmisores que necesitas para concentrarte, como la dopamina, la epinefrina, la norepinefrina y la serotonina se sintetizan en el cerebro usando aminoácidos, y, si no consumimos alimentos ricos en proteínas, no tendremos suficientes aminoácidos.

6- Tienes gases y estás estreñido

Muchas funciones metabólicas y digestivas dependen de la ingesta de aminoácidos. Si no ingieres suficiente cantidad de proteínas, tu digestión se verá afectada.

7- Tu ciclo menstrual es irregular

Una de las razones más comunes por la cual las mujeres sufren períodos irregulares e infertilidad es porque padecen el Síndrome de ovarios poliquísticos. Tanto la obesidad como la diabetes son factores de riesgo en estos casos.

Las dietas bajas en proteínas, altas en azúcar y ricas en carbohidratos pueden contribuir a la resistencia a la insulina, la fatiga, la inflamación y el aumento de peso. Por ello, es importante consumir suficiente proteína.

¿Conocías la importancia de las dietas ricas en proteína? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

IMPORTANTE: mundoconsejos.com recomienda encarecidamente consultar a su médico antes de tratar cualquier remedio casero o natural. La información que presentamos muchas veces está basada en experiencias positivas que nos envían nuestros usuarios o comparten en internet y por eso siempre es recomendable la opinión de profesionales de la salud antes de llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento casero o natural.