Search

5 formas de recuperar la confianza de quien lastimaste

Es fácil encontrar relaciones tóxicas en nuestra vida, incluso puede ser doloroso cuando nos alejamos de alguien que queríamos y que nos hizo daño, pero ¿qué pasa cuando nosotros somos esa persona? Todos cometemos errores y muchas veces lastimamos incluso a las personas que más amamos. 

Darnos cuenta de nuestros errores es el primer paso y desde ahí debemos comenzar a cambiar nuestra actitud, pues podemos hacernos daño, pero nadie más merece sufrir por nuestra culpa. Cada quién conoce sus errores y debe encontrar la forma de transformarse para bien, pero estas son algunas de las cosas que puedes hacer para volver a ganarte la confianza de alguien que lastimaste y que no sabe si podrá perdonarte o volver a confiar en ti.

  1. Discúlpate

Sí, suena obvio, pero es increíble la cantidad de conflictos que jamás se arreglan porque una persona se queda esperando unas sinceras disculpas de la otra. Es lo primero que debes hacer. No te pongas a la defensiva si te recriminan lo que hiciste, si estás ahí es porque ya sabes que fue tu culpa y defenderte sólo hará que la otra persona se enfurezca aún más. No creas que la primera disculpa arreglará todo, es una en una serie de muchas disculpas por venir que debes hacer paulatinamente.

2. Sé consistente

No sofoques ni olvides a esa persona. Dale las tres A’s: afecto, apreciación y atención. Puede negarlas y está en su derecho, pero son la receta mágica para ganarte a una persona, no sólo si está enojada contigo, sino en cualquier relación son las tres cosas que crean un vínculo entre dos personas. Tu vínculo con esta persona seguramente ahora pende de un hilo, por lo que el afecto, la apreciación y la atención son la clave para reconstruir lo que tuvieron.

3. Dale tiempo

Vivimos en una época en que todo es tan inmediato que las cosas a largo plazo tienden a perderse en el horizonte. Tu relación no se reparará en una semana e incluso puede que pasen meses para que esa persona deje de verte con una mirada perdida recordando lo que hiciste. El tiempo es la única forma de sanar, pues le permite recapacitar, analizar y proyectar qué es lo que quiere y si es que quiere tener algo contigo.

4. Acepta la apuesta

A veces por más que lo intentemos y lo hagamos bien, las cosas no funcionan. No es pesimismo, pero debemos aprender que una relación es entre dos personas y si la otra no desea seguir en ella, no podemos seguir insistiendo. Este es el peor escenario, pero debes agradecer por los buenos momentos y no guardar resentimiento.

5. No te castigues

Sí, fue tu culpa y durante mucho tiempo la culpa vivirá a flor de piel, pero es importante que tampoco decidas castigarte por todo. Está en el pasado y antes de que te lastimes o comiences a lastimar a alguien más, es mejor que analices en qué puedes mejorar. La terapia es una grandiosa alternativa que puedes probar en ese momento y con ayuda profesional sanarás mucho más rápido.

Deja que el tiempo pase y comienza a actuar. Hay pocas cosas que destruyen relaciones para siempre y casi siempre hay una manera de aproximarse a alguien que lastimamos. Sin embargo, recuerda respetar su espacio y decisiones, sobre todo si decidió seguir con su vida sin ti.