Search

5 cosas extrañas que pasan en una relación después de un año

Durante mucho tiempo puedes tener relaciones, pero hay pocas que se vuelven duraderas. Esas en las que pasas tanto tiempo con una persona que llegan al punto de compartir hábitos, señas, gestos y a veces parece que hasta pensamientos. El amor nos convierte en seres extraños que a veces hace que dos parezcan uno, y cuando llegas a ese punto, muchas veces no te das cuenta de cómo sucedió.

Tal vez comenzaste a salir con una persona y todo era formalidad, querías que viera sólo la mejor parte de ti, pero con el tiempo la confianza y el amor hace que las barreras queden atrás y se amen por quiénes son, incluso en la intimidad. Ese vínculo trae situaciones extrañas que se manifiestan cuando están solos, pero incluso cuando están frente a mucha gente.

Dicen cosas que nadie más entiende

Hay gente que no sabe de qué hablan la mitad del tiempo y la otra mitad no entiende por qué se ríen de algo que no tenía nada de especial. Ustedes han desarrollado tantos chistes internos que es imposible no escuchar algo y voltear a verse afirmando que ambos saben qué es lo que están pensando sólo para después reírse frente a todos sin que les importe lo que los demás piensen de ustedes.

Pierden la pena

Tal vez aún no viven juntos, pero han pasado tantos días compartiendo sus hábitos que pronto pueden estar en el baño hablando sin ningún problema. También es cuando se piden que revisen sus espaldas para ver si tienen granos y cosas que nunca habrían imaginado hacer cuando sólo salían.

Comunicarse telepaticamente

¿Terminaste tu cerveza? mejor abre dos porque seguramente tu pareja también lo hizo. Esas cosas son cuestión de entenderse y crear una rutina que siempre sorprenderá. Tal vez es cuando no sabes qué tienes y tu pareja te dice que si quieres una pizza y sabes que eso era lo único que te hubiera ayudado. O qué tal cuando ven una película y no necesitan hablar para saber exactamente qué les pareció.

Pelear por cosas sin sentido

Por más que se amen siempre tendrán pequeños desacuerdos. No hablamos de las grandes peleas, incluso se podría decir que nunca pelean, pero cuando lo hacen no es por algo que tenga relevancia. No es que haya otra persona rompiendo la relación o que alguien se quiera alejar, son cosas tan extrañas como que la otra persona no supiera qué estaba pensando o haya demorado mucho en responder una pregunta. A veces es que, al notar que la relación se está volviendo fuerte, ya no tenemos reparo en manifestar lo que nos molesta, porque no tenemos miedo de que vaya a causar una ruptura.

Creen conocer a la otra persona mejor que a sí mismos

Puedes nombrar la marca de acondicionador que usa, su auto, película y canción favorita, sin embargo muchas de esas cosas no las sabes acerca de ti. Pasas tanto tiempo con esa persona y genuinamente te interesa tanto que no puedes evitar preguntar por cada aspecto de su vida. Cuando te das cuenta que sabes todo eso, felicidades, eso es amor.

¿Qué cosas crees que las parejas hacen cuando pasan demasiado tiempo juntas? ¿Te ha pasado alguna de estas? Muchas veces varían, por lo que ninguna relación será igual a la que tuviste antes, así que sólo disfruta de lo que tienes ahora.